Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Uncategorized

Campo pagado: ¿Hasta dónde llevará al país la indiferencia de los Buenos Guatemaltecos?

Fecha de publicación: 13-09-16
Por: Alfonso Carrillo M.
Más noticias que te pueden interesar

¿Por qué pasan tragedias como Santa Isabel y El Cambray? ¿Por qué tenemos que aceptar vivir en medio de violencia y balaceras? ¿Por qué pacientes de diálisis se quedan sin poder recibir tratamiento por atentados contra hospitales? ¿Por qué se mueren muchos niños de desnutrición o por falta de insumos en los hospitales? ¿Por qué en nuestro país hay niños que huyen hacia el norte para sobrevivir? ¿Por qué miles de guatemaltecos sufren por actos de pequeños grupos organizados que generan caos en las vías públicas? ¿Por qué cada día tenemos sorpresas o un nuevo escándalo de corrupción, derroche y abusos en el poder? ¡Porque en Guatemala no se cumple la ley!

La gran mayoría de los problemas de este país ocurren porque generalmente la ley no se respeta; funcionarios públicos, diputados e individuos por igual. Solamente con hacer un análisis super cial de los problemas estructurales del país, podemos ver el denominador común: no se cumple la ley y las consecuencias de su incumplimiento son mínimas o inexistentes.

Los guatemaltecos no podemos ignorar más el sufrimiento de nuestro país y su gente. Es hora de reaccionar y actuar, dejando de lado agendas personales, sectoriales, ideológicas o partidistas y trabajar por el desarrollo y el bien de nuestro país.

En los últimos 30 años hemos elegido a muchas autoridades que lamentablemente no han cumplido la ley ni velado porque se cumpla. Al elegirlos cedimos nuestros espacios, volteamos hacia otras preocupaciones y terminamos entregando nuestro país a quienes hoy nos tienen agobiados y desorientados.

Llegó la hora de exigir a nuestras autoridades, diputados, jueces y magistrados que cumplan con sus funciones o exigir su renuncia. No podemos seguir estando sujetos a las estrategias de funcionarios con malas intenciones que con tal de velar por su propio bene cio causan daños irreparables a nuestra nación.

Hoy es importante hacernos responsables de nuestras acciones, retomar el rumbo de nuestro país, y actuar antes de que nuestra indiferencia ahogue el futuro de nuestros hijos. Para esto, debemos trabajar unos con otros abandonando los procesos descali cativos y destructivos, y emprender un proceso de re exión, plani cación y sobre todo de acción que permita que la población progrese, se desarrolle y tenga acceso a un mundo lleno de oportunidades.

Debemos ver hacia el futuro. ¿Qué patria queremos que nuestros hijos o nietos vivan en 50 años?
1.1. Necesitamos desarrollar un plan de largo plazo que parta de una visión integral que considere todos los problemas estructurales

del país y que marque una ruta que permita el desarrollo de todos los guatemaltecos.

2.2. Esto debe contemplar un plan de transición, que incluya medidas urgentes, de emergencia y temporales que nos permitan hacer ajustes para una transición hacia el futuro y tener las herramientas para cambiar el país de manera efectiva e inteligente en el mediano y largo plazo.

3.3. Estas ideas se deben traducir en un pacto ciudadano con el que nos comprometamos a trabajar y sacri carnos por el bien del país.
4.4. Ese pacto no puede quedar en ideas y planes, por lo que necesitamos contemplar también un plan de ejecución con un comité encargado

de llevar a cabo lo planteado.

Los funcionarios públicos están al servicio del pueblo. El que acepta un cargo tiene la harta obligación de cumplir la ley. Si no la cumple debe ser castigado. Necesitamos funcionarios responsables, íntegros y valientes. Afuera los corruptos, los miedosos y los que, por temor, demoran los trámites o decisiones. Todos los ciudadanos tenemos la responsabilidad de obligar a los políticos a hacer cumplir la voluntad de los guatemaltecos y trabajar por el bien de la población.

Como país, debemos entender que tenemos oportunidades en un mundo globalizado y para aprovecharlas es importante que trabajemos en educación, inversión y el aprovechamiento responsable de los recursos naturales. Tenemos que soñar y trabajar para que en 50 años, los guatemaltecos podamos ser un país avanzado en todas las áreas de desarrollo humano.

Todos somos responsables de crear la Guatemala que queremos.

Para llevar a cabo lo anterior, es necesario crear un cuerpo con las personas que cuentan con más experiencia, conocimiento e integridad, y que puedan no solo desarrollar planes efectivos, sino ejecutarlos. Se debe crear un Comité del Pacto Ciudadano integrado por 75 personas honorables, expertos en sus áreas, que sin importar su ideología puedan aterrizar estrategias y acciones con genuino interés en el bien común de los guatemaltecos y el futuro del país. Este grupo de guatemaltecos respetados y admirados por su trayectoria, liderazgo, comportamiento honorable y conocimientos, deben estar dispuestos a dedicarse exclusivamente, por algún tiempo, a trabajar en conjunto para construir las bases y los planes para un mejor país.

Este grupo debe estar conformado por los mejores en distintas áreas para que se puedan generar propuestas pragmáticas y efectivas que resuelvan problemas estructurales como la desnutrición crónica, la impunidad en el sistema de justicia, la calidad educativa, la recuperación del sistema de salud pública, recaudación e informalidad, infraestructura y desarrollo económico, el sistema penitenciario y otros.

Hoy como ciudadano, llamo a los guatemaltecos a sumarse y aportar, y propongo que busquemos a esos 75 guatemaltecos para que pasemos de la preocupación a la acción.

No podemos depender solo del gobierno actual que no está dando resultados, ni podemos descansar solo en las buenas intenciones del Presidente Jimmy Morales. Tampoco podemos esperar soluciones concretas de instituciones disfuncionales que han estado plagadas de corrupción. Los problemas son de los guatemaltecos y es hora de tomar las riendas de nuestro propio futuro y comprometernos con Guatemala.

Ciudadanos: identi quemos, sumemos, propongamos y exhortemos a los mejores líderes a participar en este grupo. Es nuestra responsabilidad escoger y proponer a los mejores representantes que en conjunto y combinando sus trayectorias, experiencias y pensamientos podrán diseñar y ejecutar las acciones que Guatemala necesita.

Si quiere proponer a personas que cumplan con este perfil u obtener más información sobre esta iniciativa por favor escríbanos a Alfonso.carrillo@meimportaguate.org o meapuntoguate@gmail.com

Alfonso Carrillo M.
DPI: 2582 43236 0101 Facebook: Me Importa Guate

¡LA INDIFERENCIA NO ES UNA OPCIÓN!

Etiquetas: