Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Nación

Policías vendían carros de modelo reciente hasta en Q2,500 y Q4 mil

Banda integrada por un subcomisario de la PNC, agentes y nueve personas particulares también hacía “ceviche” los automotores robados para venderlos por partes en “hueseras”.

 

Fecha de publicación: 10-08-15
Más noticias que te pueden interesar

Una primera fase de la investigación conjunta iniciada hace cuatro meses –por robo de motocicletas- dio hoy como resultado la captura de un subcomisario, un oficial tercero, dos agentes y personas particulares de la banda “Los cevicheros” que, incluso, vendía carros “no muy viejos” –robados- hasta en Q2,500 y Q4 mil. Se allanó 43 inmuebles o “hueseras” donde venden repuestos automotrices en Guatemala, Villa Nueva, San Juan Sacatepéquez, San Raymundo y San Miguel Petapa, informaron la fiscal general Thelma Aldana, el viceministro de Seguridad Elmer Sosa, el secretario general del MP, Carlos Alberto Ruiz y la fiscal de Sacatepéquez…

 

 

A las seis de la mañana en la subestación 14-42 de la colonia Ciudad Real, zona 12 de Villa Nueva, fueron aprehendidos Mynor Andremar López Méndez, subcomisario y jefe de operaciones de la Comisaría 14; José María Ceballos González, oficial III, y los agentes Edgar Luis Alvarado Oxlaj y Mynor Manuel Cruz Zúniga. También los PNC Mario Rafael Martínez Anabizca y Marvin Emilio Gálvez García. Como cabecillas de la organización se señala a los arrestados Cristian Saúl Martínez Torres y Jimmy Antonio Picado Avilés (desde el 21 de julio pasado), pero entre el resto de implicados –hombres y mujeres- hay colaboradores, operativos, falsificadores y… seis compradores.

 

 

Asimismo, están capturados los particulares Luis Adolfo Córdova Chivalán y Gerson Arturo Carballo Vielman. La estructura criminal se dedicaba al robo de automotores, tanto en el país como a nivel internacional, indicó el Ministerio Público, que ha documentado por lo menos 21 casos de estos desde que comenzó las pesquisas. Entre otros detalles, las autoridades refirieron que la banda robaba vehículos parecidos para luego hacerlos circular con documentos que en realidad no le correspondían. Operaban también una vivienda de Villa Nueva como “almacén” de los hurtos. El seguimiento y escuchas telefónicas permitieron descubrir la forma en que actuaba.

 

Los agentes tomaban parte cobrando sobornos –de hasta Q1 mil por cada vez- a quienes eran aprehendidos en automotores de dudosa procedencia. Se involucra en la compraventa de piezas –luego de hacerlos “ceviche” o desarmarlos- a Manuel de Jesús Roldán Duarte, alias “el Mariachi” en complicidad con el subcomisario López, puntualizaron.

 

Los bandoleros “planchaban” las placas para reutilizarlas en automotores a las que legalmente no les correspondían. En resumen, “Los cevicheros” obtuvieron ganancias superiores a Q225 mil, ya que –por ejemplo y luego de “chipearlo”- un Mazda Protege de reciente modelo lo vendían a Q2,500 u otros hasta en Q4 mil, según el año.

 

Entre otros delitos han sido consignados judicialmente por conspiración para asesinato, conspiración para robo agravado, para hurto agravado en forma continuada, comercialización de vehículos en el territorio nacional, falsificación de placas y distintivos para automotores, cohecho pasivo, cohecho activo, asociación ilícita y abuso de autoridad.

Etiquetas: