[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Sucesos

El escándalo de la boda de dos funcionarios mexicanos


La pareja había pedido a los más de 300 invitados no publicar fotos de la actividad que se llevó a cabo el sábado en La Antigua Guatemala, pero la detención de un grupo de invitados en el aeropuerto La Aurora reveló la suntuosa boda.

foto-articulo-Sucesos

La boda entre la consejera electoral Carla Humphrey y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, ambos funcionarios mexicanos, fue una fiesta en cinco tiempos.

Un coctel de recepción, el viernes; la ceremonia religiosa y después la civil entre las 7 y las 9 de la noche del sábado; la cena inició sobre las 10 de la noche y el baile arrancó pasada la media noche. Para cerrar, un brunch, el domingo, en los jardines de un exclusivo hotel de La Antigua, Guatemala.

El festejo fue a lo grande

El baile estuvo amenizado por un DJ que puso de todo, pero con acento especial en rock de los 80 y los 90. Con I don’t want to miss a thing (No quiero perderme nada), de la banda estadounidense Aerosmith, los novios abrieron pista entre los aplausos de la concurrencia.

Ya pasaba la media noche habían terminado de cenar con una esfera de carpaccio con aguacate y tártara de atún. Los ravioles rellenos de queso brie con sorbete de limón de segundo plato, y como tercer tiempo un robalo crujiente y un asado de tira. De postre se sirvió macarroni de chilacayote.

Se bebió de todo. “Había lo que tú pidieras”, contó uno de los invitados. Vinos tintos y blancos, licores, digestivos y champaña Moët & Chandon para brindar con los novios.

En algunas mesas la comidilla fue la detención del avión en el que viajaba la ahora exsecretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz, con Juan Francisco Ealy, presidente de El Universal; y Alejandro Gou, productor de teatro y proveedor del gobierno capitalino.


El novio, Santiago Nieto,  renunció anoche a la Unidad de Inteligencia Financiera.

Los pasajeros de la aeronave fueron retenidos por cinco horas, el pasado viernes por la tarde, en el aeropuerto La Aurora, porque agentes de la Policía  encontraron US$35 mil en efectivo distribuidos en siete sobres blancos que no habían sido declarados.

El dinero, que fue reclamado como propiedad de Ealy para gastos médicos, fue incautado, pero los pasajeros quedaron libres y pudieron participar en todas las actividades que enmarcaron la boda de Nieto y Humphrey.

Paola Félix Díaz fue destituida de su cargo por la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, por haber viajado en un avión privado.


La novia,  Carla Humphrey, Consejera del Instituto Nacional Electoral.

Entre ministros y funcionarios, anticorrupción

Hasta La Antigua llegaron personajes como la ministra de la Corte, Yasmín Esquivel; María del Carmen Alanís, expresidenta del Tribunal Electoral Federal, y su esposo Emilio Rabasa; la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; el analista Javier Tejado; los legisladores Sergio Gutiérrez Luna, del Partido Morena, Javier López Casarín, del Partido Verde, y Carolina Viggiano, del PRI.

También Jaime Cárdenas, exdirector del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, quien acudió solo. Su esposa María Mijangos, titular de la Fiscalía Especializada en materia de Combate a la Corrupción, de quien se había dicho que estuvo en la boda, no acudió.

Los que respondieron a la invitación fueron los exgobernadores de Sinaloa, Quirino Ordaz, y de Querétaro, el panista Francisco Domínguez, así como la senadora Josefina Vázquez, del PAN.

Ajena al plan  de austeridad del gobierno mexicano, la boda se realizó en los salones del exclusivo hotel y los invitados tuvieron a su disposición transporte terrestre a los hoteles aledaños, e incluso se ofreció la posibilidad de viajar en helicóptero hacia la capital guatemalteca a invitados que lo solicitaran.

La cena duró más de dos horas y fue amenizada por una cantante. Pasada la media noche inició la música del DJ, el baile de los novios y luego la pista repleta con invitados que disfrutaron música retro.

De acuerdo con testimonios, los novios pasaron un buen rato en la pista. El festejo programado para concluir a las 4 de la mañana se prolongó hasta después de las 5.

Ocho horas después los invitados que permanecieron en La Antigua y tenían fuerzas para seguir el festejo, eran esperados para un brunch en los jardines del hotel.

López Obrador fue invitado, pero no asistió

El presidente de México, Manuel López Obrador, calificó  la boda como un tema “escandaloso”.

López Obrador confirmó que fue invitado, pero agregó que no fue porque “tiene muchas ocupaciones” y cree que un servidor público tiene que evitar ese tipo de situaciones. 

Anoche, al cierre de la edición, se conoció que el recién casado, Santiago Nieto, presentó su renuncia al cargo. Es el segundo funcionario mexicano que dimite por el escándalo.

La primera en renunciar fue Félix, la secretaria de Turismo, quien anunció su retiro, el domingo pasado. No obstante, matizó que no cometió “ninguna actividad ilícita” ni fue “detenida” tal y como se había publicado.

La jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, manifestó que la exsecretaria de Turismo fue “muy eficiente”. Sin embargo, expresó que los altos funcionarios tienen prohibido viajar en avión privado.

La razón de la boda en Guatemala

La boda de Santiago Nieto y Carla Humphrey se llevó a cabo en Guatemala, porque la pareja tenía temor de un posible ataque del Cartel Jalisco Nueva Generación. Ellos también pidieron a los invitados no revelar fotos ni detalles del evento.

*Con información de “EFE” y “Reforma”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Medvédev fracasa en Miami
noticia AFP
Boric, el presidente más joven de Chile que promete un giro feminista, ecológico y moderado
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Diputadas presentan denuncia en la PDH contra la Junta Directiva del Congreso


Más en esta sección

Irtra: 60 años de la tierra del sí se puede

otras-noticias

Salvador Saravia Enríquez, un legado en exposición

otras-noticias

FMI señala alta incertidumbre para Centroamérica

otras-noticias

Publicidad