[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Local

Buscan recuperar el conocimiento ancestral sobre los hongos


En Guatemala crecen 83 especies de hongos comestibles.

foto-articulo-Local

En Guatemala crecen ochenta y tres especies de hongos comestibles. Es el tercer país con más variedad y consumo a nivel mundial. Sin embargo, la población desconoce sus beneficios nutricionales y medicinales.

Además, en las comunidades con bosques donde más crecen los hongos, la mayoría de personas no pueden diferenciar entre los que son comestibles y los que no se pueden consumir, por lo que cada año se reportan algunos casos de envenenamiento por su inapropiada ingesta.

Un grupo de científicos fungi, investigadores de la naturaleza, empresas y productores de hongos comestibles, recolectores y cultores gastronómicos buscan que se recupere el conocimiento ancestral sobre las setas para impulsar su consumo.

Numerosas personas participaron esta semana en el primer “Encuentro Fungi” en Guatemala. El evento contó con charlas informativas, degustación de comida y bebidas elaboradas con setas, y un Micro-Market de productores de hongos comestibles.

De San Juan Sacatepéquez
San Juan Sacatepéquez es uno de los municipios con más variedad de hongos comestibles, crecen 70 especies.

Edy Calanche, un recolector ancestral y expositor del “Encuentro Fungi”, indicó que uno de los hongos más populares del país es el amarillo de San Juan. El experto explicó que las setas crecen en la época de lluvia solo durante junio y julio.

En la Costa se puede encontrar el hongo del banano, también conocido como utricular por su parecido con una oreja. En San Marcos también crecen varias especies de estos organismos. Los locales los llaman por sus nombres ancestrales que varían de sus denominaciones científicas. Entre ellos están: el de San Juan, de San Pedro, Anacate, Guachipilín, Jícara.

Calanche relató que para él, la recolección de hongos es una actividad que han realizado ocho generaciones de su familia.
“Es un conocimiento interesante que se está terminando. Este encuentro es porque hay muchos bosques destruidos y niños que mueren porque no les enseñan cuáles son los hongos comestibles”, expresó el recolector.

En el primer “Encuentro Fungi” estuvo presente Guillermo Aguirre, gerente de Gastro Fungi, una compañía que se dedica a producir hongos gourmet para venderlos a chefs locales.

La empresa ofrece una variedad de 22 especies de hongos comestibles que crecen en bolsas en cuartos con temperatura controlada, que les permite tener una producción durante todo el año. Según Aguirre, se puede obtener un estimado de entre 4 mil a 5 mil libras.

Luisa Paredes
Editora de Sociedad en elPeriódico. Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Centro mi trabajo en el periodismo digital.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Cultura
“Teoría y práctica”: La muestra de Norman Morales que puedes visitar en el Centro Cultural Municipal
noticia Isela Espinoza / elPeriodico
Encuentra24 busca consolidar sus operaciones
noticia EFE
Bitcoin Embassy, un bar para hablar de criptomonedas


Más en esta sección

Santis le da el primer triunfo a Comunicaciones

otras-noticias

PDH verifica condiciones de Jose Rubén Zamora y Samari Gómez en Mariscal Zavala

otras-noticias

Presidente decreta el cese de estado de emergencia por COVID-19 en Costa Rica

otras-noticias

Publicidad