[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Local

La promesa que 23 familias esperan que cumpla el alcalde Marcus González


Han esperado nueve años para que se les cumpla la promesa electoral de instalar el servicio de agua potable, mientras reciben “humillaciones” y los confunden con “invasores”.

foto-articulo-Local

Fotos y video: Christian Gutiérrez/elPeriódico

A la orilla del basurero municipal de Jocotenango, Sacatepéquez, unas 23 familias habitan desde hace aproximadamente nueve años. Se trasladaron al lugar luego de que el entonces candidato a alcalde, Marcus González, les ofreció terrenos a cambio de su voto.

Un grupo de vecinos señaló al actual jefe edil de haber prometido terrenos para que pudieran construir sus casas, la instalación de servicios básicos y eliminar el basurero para evitar la contaminación en el sector. 

Las familias aseguraron que las promesas se dieron durante la temporada de campaña electoral, cuando González buscaba simpatizantes que votaran por él. 

Miriam Suárez, vecina de la aldea, explicó que el mayor problema es la falta de agua potable, debido a que no tienen un acceso directo y tiene que acarrear desde la pila municipal, a unos 500 metros de sus casas. 

“No sabemos nada de la promesa que él (González) hizo, desgraciadamente no tenemos a donde ir, es el único lugar que tenemos para habitar. Estamos solicitando agua, luz, drenajes y lo único que nos han dicho es que los terrenos tienen dueño”, dijo Suárez.

Los vecinos expresaron que circulan rumores de un posible desalojo, sin embargo, nadie busca un diálogo con ellos, y cuando asisten a la Municipalidad no atienden sus demandas.

No somos invasores

María Antonia San José, vecina del lugar, dijo que cuentan con documentos de las solicitudes que han hecho para la instalación de  servicio de agua potable, sin embargo, han pasado los años y no se tiene algún tipo de respuesta.

“Hemos tenido humillaciones en la municipalidad. Nosotros estamos solicitando hablar con los supuestos dueños, somos personas pobres, no tenemos dinero para comprar una casa, estamos pasando grandes necesidades”, señaló San José. 

En el lugar habitan varias personas de la tercera edad, menores de edad, madres con hijos y personas que no tienen los recursos para poder dejar el lugar. 

Las familias manifestaron que el problema del agua ha incrementado debido a que las personas los ven mal, creen que no tienen derecho de tomar el agua, “nosotros no nos sentimos invasores, porque nos asentamos acá por las promesas del alcalde”. 

Katherine Sánchez, otra vecina del lugar, teme por la salud de su hijo, quién asegura está propenso a tener enfermedades por no contar con el agua y la contaminación que puede tener el basurero municipal.

elPeriódico buscó una entrevista con el alcalde municipal, sin embargo, al momento de la publicación de esta nota no se obtuvo respuesta.

Christian Gutiérrez
Reportero de Sociedad. Graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Ha realizado trabajos periodísticos y audiovisuales en distintos medios impresos y digitales en Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
No a la creación del Ministerio de Planificación
noticia Agencias
Djokovic debuta con gran triunfo en el Abierto de Australia
noticia Europa Press
Un enorme iceberg se desprende cerca de una base en la Antártida


Más en esta sección

Cómo preparar ropa vieja al estilo cubano

otras-noticias

El Papa Francisco pide dar “un nuevo impulso” a la paz en visita a Sudán del Sur

otras-noticias

Todos desafían al Real Madrid en el Mundial de Clubes

otras-noticias

Publicidad