[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Así luce el interior del cráneo de uno de los cocodrilos fósiles más pequeños


Investigadores aseguran que se trata del examen más detallado jamás realizado de la anatomía del cráneo de un cocodrilo extinto de Australia.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, han utilizado tecnología punta para revelar detalles hasta ahora desconocidos sobre la anatomía del ‘Trilophosuchus rackhami’, una especie de cocodrilo prehistórico inusual y particularmente diminuta que habitaba la zona hace aproximadamente 13,5 millones de años.

El candidato al doctorado en la Facultad de Ciencias de la universidad y autor del estudio Jorgo Ristevski asegura que se trata del examen más detallado jamás realizado de la anatomía del cráneo de un cocodrilo extinto de Australia.

“Mediante el escaneo por microtecnología del cráneo, maravillosamente conservado, pudimos separar digitalmente cada hueso –explica–. Calculamos que, en su edad adulta, el ‘Trilophosuchus rackhami’ debía medir entre 70 y 90 centímetros y pesar entre uno y dos kilogramos, un tamaño muy reducido en comparación con la mayoría de los cocodrilos actuales. Era un cocodrilo de aspecto realmente único, con un hocico corto y tres crestas distintas en la parte superior del cráneo”.

‘Trilophosuchus rackhami’ significa cocodrilo de tres crestas de Rackham, que fue bautizado en 1993 en honor a Alan Rackham, que ahora dirige el Centro de Descubrimiento de Fósiles de Riversleigh.

Ristevski apunta que la paleoneurología, un campo que estudia el cerebro y el sistema nervioso de las especies fósiles, puede proporcionar información crucial sobre la evolución del animal, su morfología e incluso su comportamiento.

“Para uno de los estudios, reconstruí digitalmente la cavidad cerebral del ‘Trilophosuchus rackhami’ y descubrí que se asemeja a la de algunos cocodrilos lejanos y potencialmente terrestres extintos de África y Sudamérica –apunta Ristevski–. Nos sorprendió bastante encontrar esto porque evolutivamente hablando, el ‘Trilophosuchus rackhami’ está más estrechamente relacionado con los cocodrilos actuales”.

Según subraya, “esto puede indicar que el ‘Trilophosuchus rackhami’ pasó más tiempo en tierra que la mayoría de los cocodrilos vivos”.

Ristevski destaca que estos hallazgos, publicados en la revistas ‘The Anatomical Record‘ y ‘The Journal of Anatomy’, serían útiles para interpretar las relaciones evolutivas de los cocodrilos extintos, algo que se investigará en el futuro.

Por su parte, el profesor asociado Steve Salisbury señala que hasta hace muy poco, Australia tenía una increíble diversidad de cocodrilos prehistóricos. “El ‘Trilophosuchus rackhami’ era sin duda uno de los más bonitos –destaca–. Si pudiéramos viajar en el tiempo al norte de Queensland hace 13 millones de años, no sólo habría que tener cuidado con los cocodrilos en la orilla del agua, sino que también habría que asegurarse de no pisarlos en el bosque”.

Te puede interesar:

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción / elPeriódico
Veintiseis años de investigación periodística
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Habilitan centro de vacunación en la Fuerza Aérea de Guatemala
noticia Manfredo Marroquín
Que la corrupción gobierne no la legitima


Más en esta sección

Arte para despedir el año

otras-noticias

Universidad Da Vinci gradúa la primera promoción de licenciados en Cine y Televisión

otras-noticias

Regímenes autocráticos híbridos

otras-noticias

Publicidad