[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Biólogos identifican cómo las plantas con flores desarrollan frutos y semillas


En el estudio, intentaron descubrir cómo la fertilización, o polinización, desencadena una planta con flores para iniciar el proceso de desarrollo de la fruta.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Un estudio del Departamento de Biología Celular y Genética Molecular de la Universidad de Maryland proporciona información sobre cómo las plantas con flores desarrollan frutos y semillas.

“Comprender este proceso es especialmente importante porque los cultivos alimentarios comunes, como el cacahuete, el maíz, el arroz y las fresas, son frutas y semillas derivadas de las flores”, dijo Zhongchi Liu, autor principal del estudio y profesor de biología celular y genética molecular en la UMD. “Saber cómo las plantas ‘deciden’ convertir parte de sus flores en frutos y semillas es crucial para la agricultura y nuestro suministro de alimentos”.

El estudio, que abre a los agricultores una puerta para optimizar la productividad y explorar la viabilidad de las ‘frutas vírgenes’, fue publicado en Nature Communications.

En el estudio, Liu y su equipo intentaron descubrir cómo la fertilización, o polinización, desencadena una planta con flores para iniciar el proceso de desarrollo de la fruta. El equipo sospechaba que un sistema de comunicación interna era responsable de indicar a la planta que desarrollara frutos, pero los investigadores no estaban seguros de cómo se activaba ese sistema mediante la fertilización o la polinización.

Para averiguarlo, el equipo simuló mecanismos de polinización y desarrollo de frutos utilizando plantas de fresa. Las fresas son particularmente adecuadas para el modelado de fertilización debido a su estructura única y ubicación de semillas, según Liu.

“Como una fruta ‘de adentro hacia afuera’, las semillas de fresa son mucho más fáciles de manipular y observar que las semillas de otras frutas como los tomates”, explicó Liu. “Esto nos facilitó ver las semillas y extraer información genética de ellas en múltiples etapas del desarrollo de la planta”.

Liu y su equipo identificaron AGL62, un gen que se encuentra universalmente en todas las plantas con flores, como el desencadenante de la producción de frutos y semillas de una planta.

figure 1

Según Liu, AGL62 estimula la producción de una hormona de crecimiento vegetal esencial llamada auxina. Una vez que el gen se activa, la auxina se sintetiza para impulsar la creación de la cubierta de la semilla (la capa protectora externa de una semilla), el endospermo (la parte de la semilla que proporciona alimento para el embrión de una planta en desarrollo) y la fruta. El papel de la auxina en la regulación del crecimiento del endospermo es especialmente importante para los investigadores, ya que afecta el tamaño del grano y el agrandamiento de la fruta.

“Los niveles de auxina pueden limitar el tamaño que puede crecer un endospermo y la cantidad de nutrientes que el endospermo puede acumular para el embrión de una planta”, dijo Liu. “Más auxina puede aumentar el tamaño del grano y estimular el crecimiento de la fruta. Cuando hay menos auxina, los endospermas no pueden alimentar adecuadamente a los embriones de las plantas y terminamos con una menor productividad de los cultivos: frutas más pequeñas o deformadas que no son comercialmente viables”.

Usando CRISPR, una nueva técnica de manipulación de genes, Lei Guo, el primer autor, interrumpió con éxito la función AGL62. Como resultado, las plantas de fresa no pudieron producir frutos ni semillas, lo que demuestra el papel crítico de AGL62 en este proceso.

En la naturaleza, la polinización provoca que el gen AGL62 desencadene la producción de auxina, un proceso necesario para el desarrollo óptimo de frutos y semillas. Pero al identificar esta relación entre el gen y la hormona, Liu y su equipo han sentado una base que puede permitir a los agricultores activar AGL62 usando biotecnología, sin pasar por la polinización por completo; en otras palabras, crear frutas “vírgenes”.

Liu cree que estos hallazgos son especialmente importantes en un momento en que el calentamiento global está afectando la producción de alimentos en todo el mundo.

“El calor extremo mata tanto a los polinizadores como al propio polen, por lo que el cambio climático es un gran desafío que debemos superar”, dijo Liu. “Aprender más sobre el gen AGL62 nos ha dado una nueva perspectiva sobre cómo aumentar potencialmente la productividad de los cultivos agrícolas, en particular los que constituyen nuestro suministro de alimentos”.

Te puede interesar:

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Plásticos “perdidos” muestran su dinámica en el fondo oceánico
noticia Rony Ríos/elPeriódico
Alerta roja afecta regreso a clases
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Cambian de agencia a fiscal auxiliar del caso de supuesto soborno de rusos al Presidente


Más en esta sección

Piden a magistrado que decline como pesquisidor de Miguel Ángel Gálvez

otras-noticias

Tribunal apercibe al MP para entregar expediente del caso La Línea

otras-noticias

CSJ da trámxite al antejuicio contra el magistrado Romeo López

otras-noticias

Publicidad