[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Esta es otra de las habilidades del sapo común


Hasta ahora, se pensaba que los sapos comunes –uno de los anfibios europeos más extendidos y abundantes–, eran exclusivamente terrestres.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Más de cincuenta sapos comunes han sido descubiertos en nidos y cavidades de árboles de al menos 1,5 metros de altura, en un estudio de colaboración ciudadana liderado por Cambridge en Reino Unido.

Hasta ahora, se pensaba que los sapos comunes –uno de los anfibios europeos más extendidos y abundantes–, eran exclusivamente terrestres. El sapo más alto en este estudio se encontró a tres metros de altura en un árbol, y los científicos dicen que existe la posibilidad de que los sapos se aventuren aún más alto.

El sorprendente descubrimiento se realizó durante una encuesta para buscar lirones y murciélagos como parte del Programa Nacional de Monitoreo del Lirón y el proyecto Clave del Hábitat del Murciélago de los Árboles.

La investigación fue dirigida por la Universidad de Cambridge y Froglife, y con el apoyo de la organización benéfica de vida silvestre People’s Trust for Endangered Species (PTES). Se publica en la revista PLOS ONE.

El Dr. Silviu Petrovan, investigador principal de la Universidad de Cambridge y fideicomisario de Froglife, y primer autor del estudio, dijo: “Este es un hallazgo realmente emocionante y significativo para nuestra comprensión de la ecología y la conservación de los sapos comunes, uno de los anfibios europeos más extendidos y abundantes”.

Añadió: “Sabemos que los sapos comunes prefieren los bosques como hábitat de alimentación e invernada, pero parece que su asociación con los árboles es mucho más compleja de lo que habíamos pensado anteriormente”.

Los sapos comunes se consideran anfibios terrestres típicos, que pasan su tiempo tanto en la tierra como en el agua durante la reproducción. Hasta la fecha, solo ha habido un puñado de avistamientos documentados de sapos comunes en árboles en el Reino Unido.

En consecuencia, los sapos comunes y los anfibios del Reino Unido en general nunca han sido censados en los árboles, a diferencia de los censos de murciélagos y lirones, que se enfocan específicamente en este hábitat. El estudio destaca la importancia de compartir datos entre organizaciones de conservación que representan a diferentes especies y muestra que hay mucho que aprender sobre la vida silvestre en el Reino Unido, incluso sobre especies que se cree que son bien conocidas.

Nida Al-Fulaij, Gerente de Investigación de Conservación en PTES dijo en un comunicado: “No podíamos creer lo que encontramos. Estamos acostumbrados a encontrar aves de bosque y otros pequeños mamíferos en oquedades, pero no habíamos considerado encontrar anfibios en ellas”.

Se encontraron más de 50 sapos comunes durante los estudios de nidos de lirones (ubicados a 1,5 m sobre el suelo) y las cavidades de los árboles que suelen utilizar los murciélagos.

Muchas de las cavidades eran pequeñas o no eran visibles desde el suelo, por lo que no está claro cómo las encuentran los sapos y lo que les cuesta trepar a árboles en particular.

Los sapos no se encontraron en cajas o agujeros de árboles con otras especies, sin embargo, se encontraron usando nidos viejos hechos por lirones e incluso pájaros.

Si bien 50 registros no es una gran cantidad, es comparable a los registros de otros animales que se sabe que usan árboles con regularidad, como los herrerillos azules. Esto sugiere que los sapos pasan más tiempo en los árboles de lo que se pensaba anteriormente. Si esto es cierto, significa que los sapos comunes se pueden encontrar en uno de cada cien árboles en el Reino Unido en áreas particularmente favorables, como cerca de grandes estanques o lagos.

El descubrimiento sugiere que las cavidades de los árboles podrían representar una característica ecológica aún más importante de lo que pensaban los conservacionistas. Destaca la importancia de proteger nuestros hábitats boscosos naturales restantes, especialmente árboles antiguos con características antiguas (como huecos, grietas y otras cavidades naturales) para toda la vida silvestre.

La investigación de Froglife en 2016 mostró que los sapos comunes han disminuido en un 68% en promedio durante los últimos 30 años en todo el Reino Unido.

Actualmente no se sabe por qué los sapos trepan a los árboles y usan nidos. Los factores podrían incluir buscar comida, evitar depredadores o evadir parásitos como la mosca del sapo.

“Futuras investigaciones dirigidas permitirán a los científicos comprender mejor las razones de este comportamiento trepador de árboles en los sapos, y cómo la gestión forestal debería tenerlo en cuenta”, dijo Petrovan.

Te puede interesar:

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Chelsea y Leicester avanzan en la FA Cup
noticia EFE
La SIP denuncia el “cierre masivo” de emisoras por el Gobierno de Nicaragua
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Lluvias y nublados podrían prevalecer durante el fin de semana 


Más en esta sección

Cuñada de presidente de Perú se entregó tras inéditos allanamientos

otras-noticias

Anuncios pagados circulan en Facebook para atacar a Jose Rubén Zamora

otras-noticias

Movilizaciones contra la corrupción y alto costo de la vida continuarán hoy

otras-noticias

Publicidad