[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Los mamíferos relevaron a los dinosaurios anteponiendo fuerza a cerebro


foto-articulo-Ciencia & Tec

Los mamíferos prehistóricos aumentaron de tamaño, en lugar de desarrollar cerebros más grandes, para consolidar sus posibilidades de supervivencia una vez que los dinosaurios se habían extinguido.

Según sugiere una investigación publicada en la revista Science, durante los primeros 10 millones de años tras la desaparición de los dinosaurios, los mamíferos priorizaron el aumento de su tamaño corporal para adaptarse a los cambios radicales en la composición del reino animal de la Tierra.

Sus conclusiones muestran que el tamaño del cerebro de los mamíferos, en comparación con su peso corporal, disminuyó tras el catastrófico impacto de un asteroide hace 66 millones de años que puso fin al reino de los dinosaurios. Se creía que el tamaño relativo del cerebro de los mamíferos había aumentado con el tiempo tras la desaparición de los dinosaurios.

Aunque se sabe mucho sobre la evolución del cerebro de los mamíferos actuales, hasta ahora no estaba claro cómo se desarrolló en los primeros millones de años posteriores a la extinción masiva.

Un equipo de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) ha arrojado luz sobre este misterio al realizar tomografías computarizadas a fósiles recién descubiertos del periodo de 10 millones de años posterior a la extinción, llamado Paleoceno.

Sus hallazgos revelan que el tamaño relativo del cerebro de los mamíferos disminuyó al principio porque el tamaño de su cuerpo aumentó a un ritmo mucho más rápido. Los resultados de los escaneos también sugieren que los animales dependían en gran medida de su sentido del olfato, y que su visión y otros sentidos estaban menos desarrollados. Esto sugiere que al principio era más importante ser grande que muy inteligente para sobrevivir en la era posterior a los dinosaurios, afirma el equipo.

Unos 10 millones de años después, los primeros miembros de los grupos de mamíferos modernos, como los primates, empezaron a desarrollar cerebros más grandes y una gama más compleja de sentidos y habilidades motoras. Esto habría mejorado sus posibilidades de supervivencia en una época en la que la competencia por los recursos era mucho mayor, afirma el equipo.

El estudio ha contado con el apoyo de las acciones Marie Sklodowska-Curie, el Consejo Europeo de Investigación, el Leverhulme Trust y la National Science Foundation, y la participación del Museo de Historia Natural y Ciencia de Nuevo México, en Estados Unidos, y de varias instituciones internacionales.

La idea de que los cerebros grandes son siempre mejores para invadir nuevos entornos o sobrevivir a las extinciones es engañosa, según el equipo de investigación.

La investigadora principal, la doctora Ornella Bertrand, de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo, afirma en un comunicado que «los cerebros grandes son caros de mantener y, si no son necesarios para adquirir recursos, probablemente habrían sido perjudiciales para la supervivencia de los primeros mamíferos placentarios en el caos y la agitación posteriores al impacto del asteroide».

Dado que los mamíferos actuales son tan inteligentes, es fácil suponer que los grandes cerebros ayudaron a nuestros antepasados a sobrevivir a los dinosaurios y a la extinción, pero no fue así, afirma el equipo.

El autor principal, el profesor Steve Brusatte, también de la Universidad de Edimburgo, explica que «los mamíferos que usurparon a los dinosaurios eran bastante poco inteligentes, y sólo millones de años después muchos tipos de mamíferos desarrollaron cerebros más grandes al competir entre sí para formar nuevos ecosistemas».

Las tierras baldías del noroeste de Nuevo México son uno de los pocos lugares donde los científicos pueden encontrar cráneos y esqueletos completos de los mamíferos que vivieron inmediatamente después de la extinción masiva de los dinosaurios.

El doctor Thomas Williamson, conservador de paleontología del Museo de Historia Natural y Ciencias de Nuevo México, ha señalado que «la recopilación y el escaneo por TAC de muchos de los bellos cráneos fósiles ha conducido a esta nueva comprensión de cómo eran estos extraños animales y de la evolución del cerebro de los mamíferos».

Te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
La guerra en Ucrania dispara los precios de petróleo, gas, aluminio y níquel
noticia AFP
Solidaridad con Ucrania en las calles de todo el mundo
noticia EFE
Minions: Gru regresa al pasado para contar cómo se hizo supervillano


Más en esta sección

¿Cuál es la causa de muerte de la pareja de payasitos?

otras-noticias

Pierde la Sub 20. De la luz a la oscuridad 

otras-noticias

Fallece López-Calleja, figura clave de la economía cubana

otras-noticias

Publicidad