[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Vientos de gran altitud en Saturno generan auroras extraordinarias


En todos los demás planetas observados las auroras solo están formadas por poderosas corrientes que fluyen hacia la atmósfera del planeta desde la magnetosfera animada.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Científicos espaciales de la Universidad de Leicester han liderado el descubrimiento un mecanismo nunca antes visto que alimenta enormes auroras planetarias en Saturno.

Saturno es único entre los planetas observados hasta la fecha en que algunas de sus auroras son generadas dentro de vientos arremolinados de su propia atmósfera, y no solo por la magnetosfera que rodea al planeta.

En todos los demás planetas observados, incluida la Tierra, las auroras solo están formadas por poderosas corrientes que fluyen hacia la atmósfera del planeta desde la magnetosfera animada. Estos son impulsados por la interacción con partículas cargadas del Sol (como en la Tierra) o material volcánico que brotó de una luna que orbita el planeta (como en Júpiter y Saturno).

Este descubrimiento cambia la comprensión de los científicos sobre las auroras planetarias y responde a uno de los primeros misterios planteados por la sonda Cassini de la NASA, que llegó a Saturno en 2004: ¿por qué no podemos medir fácilmente la duración de un día en el planeta anillado?

Cuando llegó por primera vez a Saturno, Cassini trató de medir la tasa de rotación general del planeta, que determinó la duración de su día, rastreando los ‘pulsos’ de emisión de radio de la atmósfera de Saturno. Para gran sorpresa de quienes hicieron las mediciones, concentró que la tasa pareció haber cambiado durante las dos décadas desde que la última nave espacial pasó por el planeta, la Voyager 2, también operada por la NASA, en 1981.

El investigador Nahid Chowdhury, miembro del Grupo de Ciencias Planetarias de la Facultad de Física y Astronomía y autor correspondiente del estudio, publicado en Geophysical Research Letters, dijo en un comunicado: «La tasa de rotación interna de Saturno tiene que ser constante, pero durante décadas los investigadores han demostrado que numerosas propiedades periódicas relacionadas con el planeta, las mismas medidas que hemos usado en otros planetas para comprender la tasa de rotación interna, como la emisión de radio, tienden a cambiar con el tiempo. Además, también hay características periódicas independientes que se observan en los hemisferios norte y sur que varían en el transcurso de una estación en el planeta.

«Nuestra comprensión de la física del interior de los planetas nos dice que la verdadera tasa de rotación del planeta no puede cambiar tan rápido, por lo que algo único y extraño debe estar sucediendo en Saturno. Se han promocionado varias teorías desde el advenimiento de la misión Cassini de la NASA tratando de explicar el/los mecanismo/s detrás de estas periodicidades observadas.

«Es absolutamente emocionante poder proporcionar una respuesta a una de las preguntas más antiguas en nuestro campo. Es probable que esto inicie un replanteamiento sobre cómo los efectos del clima atmosférico local en un planeta impactan en la creación de auroras, no solo en nuestro propio sistema solar, pero también más lejos».

Astrónomos y científicos planetarios de la Universidad de Leicester dirigieron un estudio junto con colegas del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) y las Universidades de Wisconsin-Madison, Boston y Lancaster, además del Imperial y University Colleges de Londres, para resolver esta cuestión de hace décadas.

Midieron las emisiones infrarrojas de la atmósfera superior del gigante gaseoso utilizando el Observatorio Keck en Hawái y mapearon los flujos variables de la ionosfera de Saturno, muy por debajo de la magnetosfera, en el transcurso de un mes en 2017.

Este mapa, cuando se fijó contra el pulso conocido de las auroras de radio de Saturno, mostró que una proporción significativa de las auroras del planeta son producidas por el patrón de remolino del clima en su atmósfera y son responsables de la tasa de rotación variable observada del planeta.

Los investigadores creen que el sistema está impulsado por la energía de la termosfera de Saturno, con vientos en la ionosfera observados entre 0,3 y 3,0 kilómetros por segundo.

Te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rafael Mejicano Díaz
La prioridad en la atención dental
noticia Redacción/elPeriódico
Pueblos indígenas realizan peticiones a diputados del Congreso
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Solicitudes de refugiados aumentaron un 47 por ciento este año


Más en esta sección

Uber lanza herramienta de verificación de entregas

otras-noticias

Novex te ofrece los mejores productos para construir y embellecer tu hogar, y ahora también en Santa Amelia, zona 16

otras-noticias

Autoridades Maya Ixil expresan su apoyo al juez Gálvez

otras-noticias

Publicidad