[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

¿Los huesos o articulaciones saben pronosticar el clima? Esto dice la ciencia


¿Qué tan real puede ser esto o quizás solo se trata de una creencia popular?

foto-articulo-Ciencia & Tec

Si alguna vez escuchaste la frase: “Coge el paraguas si no quieres mojarte, que me está matando la rodilla”, sabes que algunas personas relacionan estrechamente el dolor de huesos o articulaciones con el clima. Pero, ¿qué tan real puede ser esto o quizás solo se trata de una creencia popular?

Los antecedentes de esta frase popular vienen de una larga data, ya que aparecen referencias en los tratados hipocráticos y en la medicina tradicional china de que las dolencias reumáticas empeoran a causa del frío o el viento.

Según publica The Conversationla explicación podría estar en la presión atmosférica baja ya que en las épocas del año más frías y húmedas puede empeorar los síntomas de estas dolencias induciendo dilataciones y contracciones en los tejidos que forman parte o rodean a las articulaciones ocasionando dolor que responde no solo a estímulos mecánicos, sino también térmicos.

El frío hace que el líquido sinovial, que lubrica las articulaciones, sea menos fluido y en consecuencia contribuye a una mayor rigidez.

Son varios los estudios científicos que han analizado la relación entre la meteorología y los dolores del sistema osteoarticular. Uno de los más antiguos, de 1948, concluyó que un ambiente seco y caluroso mejoraba los síntomas dolorosos de este tipo de dolencias.

Sin embargo, la psicología y el estado de ánimo también tienen un papel no menos importante al respecto, ya que algunas investigaciones que sugieren que esto puede influir en la intensidad o frecuencia con que percibimos el dolor. El buen humor aumentaría la resistencia del organismo a ciertos síntomas, mientras que el mal humor aumenta la sensibilidad a los síntomas dolorosos y desagradables.

Si bien no se ha estudiado a fondo la relación entre el dolor de huesos o articulaciones con los cambios meteorológicos, parece que la frase popular tiene algo de cierto.

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Luis Chea Urruela
Ciudad peronia. El segundo entierro de génesis ixcajop
noticia Europa Press
Descubren nueva colonia de pingüinos emperador desde el espacio
noticia EFE
Asma no viral: esta enfermedad afecta a más niños que viven en las ciudades


Más en esta sección

Indiferencia, miedo o ignorancia

otras-noticias

A 50 años de graduados de Don Bosco. Ad Astra (Parte II)

otras-noticias

EE. UU. anuncia nuevas políticas para controlar la migración irregular

otras-noticias

Publicidad