[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Asia Oriental fue la primera en domesticar el cannabis hace 12 mil año


El cáñamo y la marihuana se diferencian, entre otras cosas, por su contenido relativo de Cannabidiol (CBD) y Tetrahidrocannabinol (THC).

foto-articulo-Ciencia & Tec

Un amplio estudio genómico ha determinado que el cannabis (cáñamo y marihuana) se domesticó por primera vez hace 12 mil años en Asia Oriental y no en el centro del continente.

Domesticado durante milenios, el cannabis (Cannabis sativa) se utiliza alternativamente como fuente de fibras textiles y oleaginosas (cáñamo), así como por sus propiedades medicinales y recreativas (marihuana). El cáñamo y la marihuana se diferencian, entre otras cosas, por su contenido relativo de Cannabidiol (CBD) y Tetrahidrocannabinol (THC), las dos moléculas más abundantes entre un centenar de otras llamadas “cannabinoides”, solo secretadas por esta especie e implicadas en la defensa química de la planta.

Si bien el cáñamo generalmente produce más CBD que THC, la marihuana, por otro lado, contiene cantidades muy altas de cannabinoides y especialmente THC psicoactivo. “El modo de acción de estas dos moléculas es simple: el CBD y el THC se unen a los receptores del sistema nervioso central y provocan una amplia gama de efectos, incluido el alivio de los síntomas de los trastornos neurológicos. En los últimos años, además, el potencial terapéutico del cannabis ha experimentado un fuerte resurgimiento del interés “, comenta en un comunicado Luca Fumagalli, científico principal del estudio, que se publica en Science Advances.

¿Cómo llegaron los procesos de domesticación de esta planta universal a tales diferencias estructurales y químicas? Pocos estudios han analizado el tema, especialmente debido a las restricciones legales vigentes en la mayoría de los países, lo que hace que la recolección de muestras sea complicada, si no imposible. Hasta ahora, los investigadores también se han centrado más en los efectos biomédicos del cannabis, que en su genética e historia evolutiva.

Utilizando un muestreo global sin precedentes, los científicos liderados por Fumagalli secuenciaron y analizaron los genomas completos de más de un centenar de especímenes de diversa procedencia y naturaleza. Estos incluían, entre otros, plantas salvajes (plantas cultivadas antiguas que regresaron a la naturaleza) recolectadas en el campo en Asia, variedades locales a veces raras y olvidadas, así como cultivares históricos y modernos de cáñamo y marihuana de empresas agronómicas, tiendas y el Vavilov Institute en San Petersburgo, el banco de semillas de cannabis más grande del mundo. Este esfuerzo se complementó con datos del genoma publicados públicamente, en particular de los cultivadores de marihuana de América del Norte.

DE LAS PRIMERAS, CON EL TRIGO Y LA CEBADA

“Contrariamente a una opinión generalizada, según la cual el cannabis se domesticó por primera vez en Asia Central, nuestros resultados tienden más bien a tener un origen único en Asia Oriental, que se remonta a principios del Neolítico, es decir, hace unos 12 mil años, revela Luca Fumagalli. Por tanto, el cannabis sería una de las primeras especies en cultivarse, junto con el trigo y la cebada “.

Inesperadamente, los investigadores también encontraron que algunas variedades chinas tradicionales y salvajes forman una línea genética previamente desconocida, que difiere ampliamente de la que dio lugar a las variedades de cáñamo y marihuana que hoy se encuentran en todo el planeta.

La evolución del genoma del cannabis también sugiere que nuestros antepasados habrían cultivado la planta para un uso versátil durante un período de tiempo muy largo. Se dice que las variedades actuales, altamente especializadas, provienen de cultivos selectivos iniciados hace solo unos 4 mil años, optimizados para la producción de fibras por un lado (cáñamo) o cannabinoides por otro lado (marihuana).

“Nuestro trabajo permitió despejar la duda sobre la supervivencia de Cannabis sativa en estado salvaje: probablemente no quedaría, porque todas las plantas asilvestradas analizadas son genéticamente cercanas a cultivares, y por lo tanto no constituyen poblaciones de origen natural”, subraya Fumagalli.

Te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Aceituno
En la carretera con Mario Roberto

Lado B.

noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Doctor Guido Amílcar Orozco Durán: “in memoriam”, II parte

“A la hora del samba, me tocó bailar con una patojona que era una verdadera ceiba”.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Liberan a bombero voluntario que fue capturado en Santa Rosa

La detención se realizó luego de atender una emergencia.



Más en esta sección

Universidad Da Vinci de Guatemala, celebrará “Congreso Alternativas a la Migración Irregular”

otras-noticias

Cinta inédita de John Lennon se subasta en Dinamarca

otras-noticias

Libertad financiera: ¿Cómo crear una estructura de ingresos que no requieran inversión de tiempo?

otras-noticias

Publicidad