[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Qué son los equinoccios y cuándo ocurren


Este fenómeno se produce dos veces al año, en los meses de marzo y septiembre.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Dos veces al año el día y la noche tienen aproximadamente la misma duración tanto en el hemisferio sur como en el norte. Este fenómeno es llamado equinoccio, que proviene de las palabras en latín aequus (igual) y nox (noche).

El equinoccio tiene lugar entre el 19 y 21 de marzo y el 21 y 23 de septiembre. Como tal, es el evento astronómico que marca el inicio de la primavera y del otoño, dependiendo del hemisferio.

En marzo, el equinoccio marca el inicio de la primavera en los países ubicados en el hemisferio norte y el otoño en el hemisferio sur. En septiembre los marca al contrario, en el norte el otoño y en el sur la primavera.

En esta época del año, el Sol se encuentra directamente sobre el Ecuador celeste y ambos hemisferios reciben las mismas horas de luz diurna y nocturna. Por lo tanto, la línea que fracciona la noche y el día divide la Tierra en dos, pasando por los polos norte y sur. 

Esto se debe a que durante los equinoccios, el Sol alcanza su punto más alto en el cielo, por lo que ambos polos no se inclinan hacia el Sol o lejos de él.

¿Por qué no ocurren siempre en la misma fecha?

De acuerdo con una publicación de National Geographic, la duración del año en el calendario gregoriano, no coincide de manera exacta con el tiempo que tarda la Tierra en orbitar al Sol, ya que, el planeta toma 365 días y seis horas aproximadamente en darle una vuelta completa.

Por lo que, para evitar que haya un desfase, cada cuatro años se le agrega un día a febrero y se suman 24 horas más. Es por esta razón que los equinoccios varían de un año a otro.

Los equinoccios en la cultura

Para muchas civilizaciones antiguas, estos cambios solares no solo dictaban el comienzo de las estaciones, sino también cuándo plantar y cosechar cultivos. 

La revista digital Space, detalló que en Japón, ambos equinoccios son días festivos tradicionalmente reconocidos como un día para recordar y adorar a los antepasados ​​y seres queridos que han fallecido, según la Academia Japonesa Coto.

También hay muchos monumentos antiguos que marcan los equinoccios. Por ejemplo, durante un equinoccio en el complejo de templos hindúes Angkor Wat en Camboya , el Sol sale directamente sobre su templo central. 

Además, el templo maya de Chichén Itzá en México, conocido como el Templo de Kukulcán o El Castillo, está dedicado a un dios serpiente, ya que durante el equinoccio, un truco de la luz hace que parezca que una serpiente desciende por el costado del templo

Te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Diócesis de Jutiapa se une a las protestas y solicita la renuncia de Porras
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Finanzas acuerda que presupuesto para este año será el mismo de 2020

El monto asciende a los Q107 millardos.

noticia Enrique García/elPeriódico
Rechazan iniciativa impulsada por el Ejecutivo


Más en esta sección

Mario Roberto Morales: “La solemnidad es uno de los grandes males del mundo”

otras-noticias

Merkel, la retirada de la líder invicta

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad