Martes 7 DE Julio DE 2020
Salud

El reto para los pacientes con dermatitis atópica

Fecha de publicación: 30-06-20
Por: Eligia Hernández* / elPeriódico

Quienes padecen de Dermatitis Atópica (DA)  enfrentan diferentes retos en su vida diaria. Esta enfermedad de la piel altera sus actividades e interacción social y laboral. Su aparición en la niñez o en la etapa adulta cambia el día a día tanto de quien la padece así como de su familia.

La dermatitis atópica es una forma común de eccema que afecta la piel, y es impulsada en parte por una respuesta excesiva del sistema inmunitario. En sus formas más severas se presenta como brotes o erupciones cutáneas impredecibles que pueden afectar gran parte del cuerpo.

Para la mayoría de los pacientes con DA, esta aparece durante la niñez y evoluciona como una enfermedad crónica y persistente en la vida adulta.

“Esta enfermedad tiene una predisposición genética, esto se manifiesta clínicamente en la piel” menciona el dermatólogo Pablo Noël, de la Caja de Seguro Social de Panamá. Esta se puede manifestar desde etapas tempranas incluso se han visto algunos casos que se presentan desde la etapa neonatal, afirma Noël. En los primeros meses de vida se puede presentar la dermatitis atópica y entre más tarde se manifieste la DA más posibilidades hay de que sea severa y difícil de tratar señala el médico.

Dentro de los síntomas físicos diarios que los pacientes padecen se encuentran la picazón, piel seca y áspera, descamación, grietas, sangrado y exudación. La frecuencia y la severidad de estos síntomas pueden afectar considerablemente sus actividades diarias.

Si la DA no se controla adecuadamente puede causar trastornos del sueño, síntomas de ansiedad, depresión y sentimientos de aislamiento, con un importante impacto físico, emocional y psicosocial explica el doctor Luis Sarmiento, Medical Manager Immunology de Sanofi Genzyme en la región Pacífico & Caribe.

Juan Francisco Barzallo, dermatólogo ecuatoriano afirma que el manejo de la dermatitis atópica es de alta complejidad. “Todos los pacientes requieren un tratamiento muy especial. No es como una receta para todos por igual. De acuerdo a su severidad se implementan estrategias diversas estrategias farmacológicas, no farmacológicas, y estrategias no convencionales o medicina alternativa” afirma.

Desafíos

Dentro de los retos físicos que enfrentan los pacientes con esta enfermedad se encuentran infecciones en la piel debidas a la picazón intensa y el rascado que facilita la entrada de gérmenes y aumenta el riesgo de infecciones. Además la mayoría experimenta otras enfermedades alérgicas, como asma, rinitis y alergias alimenticias.

Las personas que padecen DA sufren también perturbaciones del sueño, que se traduce en cansancio lo que afecta sus actividades diarias. En cuanto a la interacción social, se sienten incómodas con su apariencia lo que puede provocarles dificultad para relacionarse y perdida de productividad laboral entre otros problemas.

En los pacientes, la productividad laboral se ve comprometida especialmente durante los brotes. El tratamiento de la enfermedad es también una carga económica.

Actualmente con la pandemia y las medidas preventivas para evitar el contagio , el lavado frecuente de manos puede tener efectos no deseados en los pacientes.

“La frecuencia y el uso de algunos jabones, desinfectantes o geles alcoholados pueden activar el círculo del rascado como respuesta a la picazón lo que empeora los signos y síntomas en la piel provocando más inflamación. Las lesiones de la piel son solo un signo visible de lo que sucede en las capas mucho más profundas de la misma”, explica Sarmiento.

Gracias al avance en la búsqueda de medicamentos, se van cambiando paradigmas en el tratamiento de la dermatitis atópica severa. “En vista de que las terapias actuales no han logrado un control total de la enfermedad, la ciencia ha ido buscando opciones innovadoras que permitan al paciente un mayor control de su enfermedad y, por ende, una mejor calidad de vida” explica Sarmiento. Dentro de estas terapias está el uso de Dupilumab un medicamento biológico, que se emplea en casos de dermatitis atópica moderada o grave. Este medicamento ha reportado una reducción en el nùmero de brotes y mejoría en los indicadores de ansiedad y depresión.

Prevalencia de la enfermedad

+70 % de los pacientes tienen historia familiar de DA

Mayor incidencia en áreas urbanas, paises en desarrollo y del mundo occidental.

Existe una prevalencia ligeramente mayor en mujeres.

43% de los pacientes adultos con DA moderado a severo han reportado posible ansiedad o depresión según datos de encuestas en EE.UU.

*(Con información de Sanofi Genzyme)

¿Sabía que?


La Dermatitis Atópica (DA) puede ser controlada adecuadamente. Es importante acudir a su médico especialista para que evalúe la mejor opción terapéutica. Igualmente es vital la educación  a las personas con DA y a sus cuidadores sobre cómo mejorar el cumplimiento del tratamiento.