Martes 4 DE Agosto DE 2020
Salud

El cáncer de mama sí puede evitarse

Fecha de publicación: 11-05-20

El cáncer de mama es una neoplasia que, si no se detecta a tiempo, puede causar muchas muertes en las mujeres guatemaltecas. Con el avance de la tecnología, han surgido nuevos equipos o se han mejorando técnicas diagnósticas por imágenes que ayudan al doctor a hacer un diagnóstico más certero y rápido, ganando así valiosísimo tiempo para iniciar los distintos tipos de tratamiento que pueden necesitar las pacientes.

Lo más importante para tener una buena salud es la prevención. La prevención contra el cáncer de mama inicia desde el autoexamen de los pechos. Es vital que la paciente conozca cómo son sus pechos, esto ayuda a que ella misma pueda ser la primera en sentir si apareció algo nuevo que no sentía antes, explica el Dr. Alejandro Andrews, Jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Centro Médico.

Está comprobado que, en la gran mayoría de casos, no es el doctor, no es la mamografía o el ultrasonido mamario, sino la paciente la que primero detecta un nódulo pequeño en la mama, y debido a esto consulta. No es necesario que la paciente se realice el autoexamen de las mamas todos los días, no sería práctico, es suficiente si lo hace una vez a la semana o incluso una vez al mes, explica el doctor Andrews.

Otra forma de prevenir el cáncer de mama es consultando a tu ginecólogo, por lo menos una vez al año para una evaluación ginecológica, aunque no exista ninguna molestia. Por otro lado, si en tu familia no existen factores de riesgo para cáncer de mama, es importante empezar a realizar una mamografía una vez al año desde los 45 años. Si la mamografía es inconclusa, siempre es bueno complementar con un ultrasonido mamario, anota el experto.

El Dr. Andrews explica que “si existen factores de riesgo en tu familia, por ejemplo, que tu mamá, una tía, una hermana, inclusive una prima, haya tenido cáncer de mama, es recomendable iniciar el tamizaje con la mamografía y el ultrasonido mamario antes, por lo general desde los 40 años”.

Existe también un tipo de cáncer de mama que es genético, hereditario. Este tipo de cáncer por lo general lo padecen mujeres jóvenes y tiene mal pronóstico. No es común, ya que, de todos los tipos de cánceres de mama, este representa solamente el 10%. Si existe riesgo de este tipo de cáncer, se sugiere empezar a hacer la mamografia y ultrasonido inclusive, desde los 35 años. Para este tipo de cancer también existen pruebas genéticas que buscan mutaciones en genes específicos. 

El cáncer de mama se puede curar, todo depende de detectarlo a tiempo, cuando esté comenzando. El tratamiento del cáncer de mama depende de varios factores, como el tipo histológico del cáncer, los receptores que tenga el tumor, entre otros.

Dependiendo de  esto el tratamiento puede ir desde una cirugía conservadora de mama, hasta el uso de radioterapia, quimioterapia, anticuerpos monoclonales o una cirugía más amplia,  y la combinación de todos estos tratamientos.

Prevención es igual a salud


Para prevenir el cáncer mamario atiende las siguientes recomendaciones:

> Autoexamen de mamas, una vez a la semana o por lo menos una vez al mes.

> Evaluación ginecológica una vez al año.

> Mamografía una vez al año desde los 45 años si no existen factores de riesgo familiares.

> Complementar con ultrasonido mamario si la mamografía es inconclusa.

> Mamografía más ultrasonido mamario una vez al año, desde los 40 años si existen factores de riesgos familiares.

> Mamografía más ultrasonido mamario una vez al año desde los 35 años, si existe mutación genética que predisponga a cáncer de mama genético, o si existe historia familiar de cánceres hereditarios familiares.