Viernes 23 DE Agosto DE 2019
Salud

Hábitos alimenticios saludables

Los cambios de vida no ocurren de la noche a la mañana, requieren de perseverancia, constancia y de fijar metas realistas a corto plazo.

Fecha de publicación: 08-04-19
Por: REDACCIÓN SUPLEMENTOS

– Cada inicio de año, en tu lista de metas encabeza el mismo objetivo, lograr un estilo de vida más saludable y estar en forma, pero siempre se torna en algo imposible. En 2019 lograrás este cambio, antes de tirar la toalla, es importante plantear este objetivo como un propósito de vida y no de un solo año.

Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition reveló que solo el 20 por ciento de quienes se proponen mejorar sus hábitos lo mantienen a largo plazo, pues por lo general se proponen metas inalcanzables en un período de tiempo corto. Aquí es cuando aparece la frustración.

Lo primero y lo más importante es ser duro con uno mismo en este proceso, además de recordar que nadie es perfecto. Una buena práctica es lograr cumplir al menos un 80 por ciento de las metas propuestas cada día, hasta lograrlo al cien por ciento. Esta no será una tarea fácil, en este momento entra a jugar tu determinación. Desafortunadamente, no vivimos en un mundo saludable, estarás constantemente expuesto a
obstáculos, por lo que debes enfocarte en lograr un mejor estilo de vida.

¡No te rindas!

A continuación, siete tips para mejorar tu estilo de vida, ver los resultados en tu salud, productividad y hasta en tu estado de ánimo.

Inicia tu día con una taza de agua tibia con limón. Esto ayudará a que tengas una mejor digestión, gracias a que el limón contiene flavonoides que estimula la secreción de jugos gástricos. También mejorará tus defensas, por su alto contenido de vitamina C, y ayuda a limpiar el organismo, por ser un diurético natural.

Realiza cinco comidas al día. Es indispensable para mantener un metabolismo activo y una digestión eficiente. Ayuda a bajar esos kilos de más, esto gracias al efecto termogénico de los alimentos, es decir, la cantidad de calor generado por el organismo al digerir, acelera el metabolismo y quema calorías.

Incluye verduras en todas tus comidas. Por su alto contenido de fibra y bajo en calorías, son un gran aliado a la hora de cambiar de hábitos y procurar una dieta más saludable.

Toma dos litros de agua al día. Algo que con frecuencia se olvida, más en los días fríos, que es necesario reponer lo que el cuerpo pierde en orina, sudor y respiración. No esperes a tener sed, cuando esto sucede el cuerpo ya está deshidratado, y en ocasiones se confunde con hambre.

Evita las bebidas azucaradas. Solo despiertan el hambre y la ansiedad.

Actívate. La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda 150 minutos semanales de actividad física. Con salir a caminar 25 minutos, a paso rápido, seis días por semana, será suficiente.

Organízate y prevé tu comida. Para tener un estilo de vida saludable es aconsejable y necesario planear y preparar tus alimentos antes de tiempo. Así tendrás a la mano algún refrigerio ideal cuando tengas hambre y será más fácil no ceder a la tentación de la comida chatarra.

 

 

*Con información de Agencia Reforma.