Miércoles 24 DE Abril DE 2019
Salud

De cerca con el gastroenterólogo

Síntomas muy incómodos y relativamente frecuentes en la hora de la consulta

Fecha de publicación: 04-02-19

 

El sistema gastrointestinal no es tomado muy en serio por el público, en el sentido de hacerle responsable de enfermedades graves y resulta ser prácticamente el conductor de la salud general.

Cualquier persona que sospecha trastorno cardiaco acude inmediatamente al médico incluso al área de emergencia, no digamos si sospechan que tienen daño en el hígado y por supuesto en el sistema nervioso central.

Al tracto gastrointestinal podríamos decir que hasta se le desprecia. La mayoría de personas se auto medican o piden consulta a parientes, vecinos, amigos y ocasionalmente al farmacéutico y así dejan pasar tiempo con sintomatología considerada no trascendental y muchas veces cuando consultan al especialista la situación se ha tornado bastante delicada.

Por estas razones es muy importante discutir algunos síntomas que son muy frecuentes y que con muchísima frecuencia la consulta se hace tardía.

1. FLATULENCIA:

El ser humano con comportamiento gastrointestinal normal va a expulsar diariamente entre 500 y 1500 ml de flatus por el recto. A nadie le gusta comentar al respecto, sin embargo es una funcionalidad normal del ser humano pero cuando esta molestia se hace exagerada en cantidad, en frecuencia y no digamos en olor, naturalmente se convierte en una situación embarazosa que hasta limita a las personas de su participación en actividades sociales y laborales.

2. ESTREÑIMIENTO:

La dificultad para evacuar es considerablemente común predominantemente en el sexo femenino y está demostrado que el trastorno se puede ir desarrollando durante la vida y agravando, principalmente porque desde la niñez muchas personas mal educan a su tracto digestivo por diversos preceptos y conceptos familiares, culturales y sociales.
Por otra parte las personas consideran que la condición “estreñimiento” corresponde únicamente a la falta de evacuación y muchísimas veces pasa desapercibido el trastorno que técnicamente se le debe llamar coproestasis, lo cual puede ocurrir paulatina y progresivamente durante varios días o semanas de estar presentando evacuaciones inadecuadas o incompletas y al llegarse a un grado máximo de congestión colónica se genera sintomatología muy diversa como malestar general, nausea, febrícula, mareo y por supuesto dolor abdominal intermitente.

3. DISTENSIÓN ABDOMINAL FRECUENTE Y DIARREA INTERMITENTE:

Esta última condición está relacionada a diversos trastornos que pueden variar desde una dispepsia funcional hasta una lesión maligna de tracto digestivo y si no se piensa en ello desde el punto de vista clínico jamás se investiga ni se descubre nada y al contrario llevan al paciente de clínica en clínica buscando ayuda y soluciones a sus problemas.

Las tres condiciones antes mencionadas están íntimamente relacionadas a varios trastornos: la flatulencia se puede generar por malos hábitos alimenticios y con muchísima frecuencia debido a desórdenes no necesariamente infecciosos pero si de sobre crecimiento bacteriano.

La dificultad para evacuar genera además de dolor abdominal también flatulencia.

En resumen la sintomatología presentada puede ser responsable de múltiples condiciones gastrointestinales y si no se investiga la causa y solo se trata el síntoma, el paciente jamás se va a curar.

“El mejor consejo que yo puedo dar es, en primer lugar no auto medicarse y mucho menos seguir consejos de familiares o amigos que por muy bien intencionados que estén, no saben de medicina”.

Joaquín Estuardo Lígorria Guzmán, gastroenterólogo.

 

FUENTE: Joaquín Estuardo Lígorria Guzmán, gastroenterólogo.

Etiquetas: