Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Salud

Sonrisa perfecta

Al llegar a la tercera edad, una buena dentadura postiza es más que estética: es cuestión de salud.

 

Fecha de publicación: 15-05-17
Más noticias que te pueden interesar

Redacción Suplementos*– Sonreír con una dentadura perfecta a los 65 o más años es posible aunque ésta sea postiza.

Una dentadura postiza no solo es una solución estética. Ayuda a mantener una nutrición adecuada y contribuye a la autoestima de las personas de la tercera edad, señala Minerva Díaz, experta en prótesis maxilofacial.

“Cuando los ancianos no pueden comer adecuadamente se producen problemas digestivos”, indica.

Además, cuando se pierden dientes se desajusta la articulación bucal, lo que puede provocar dolor de cabeza, oídos, cuello, espalda y hombros.

Lo ideal, agrega Díaz, es tener una buena higiene para evitar la pérdida de dientes y acudir cada seis meses a revisión dental, pero si al paso de los años se perdieron piezas dentales, hay dentaduras postizas similares a las naturales que, además, ya es posible fijar de manera definitiva.

Juan Álvarez Nieto, dentista, explica que hay  implantes de titanio que se pueden fijar con cirugía.

Los implantes se atornillan en el hueso como si fueran raíces dentales.

Para el experto, esta es la mejor opción porque con ello se evita que la prótesis se mueva o desajuste y no se requiere de un paladar para usarla, así que cuando las personas se alimentan pueden apreciar los sabores de los alimentos.

Además se evita que silben o ceceen, agrega.

El problema es que no todos los adultos mayores son candidatos. Eso depende de la calidad de su hueso y no se recomienda a quienes tienen diabetes avanzada porque no tienen adecuada cicatrización.

Tampoco se recomienda en fumadores y bebedores.

Otra opción es utilizar la dentadura que se coloca sobre la encía y está hecha de acrílico, aunque  también existen las dentaduras de plástico flexible que se colocan con adhesivos.

Al respecto, Díaz apunta que los materiales han cambiado y ahora su uso es más amable.

“Antes se hacían de metal, ahora son más ligeras, más cómodas e higiénicas”, afirma.

Quienes emplean estas dentaduras deben retirárselas después de alimentarse para lavarlas y  quitárselas por las noches, señala.

*Con información de Agencia Reforma.

Etiquetas: