Jueves 19 DE Octubre DE 2017
Salud

Rinitis alérgica una enfermedad crónica que afecta  la calidad de vida

Según el Sistema de Información Gerencial en Salud más de 64 mil guatemaltecos son afectados por alergias anualmente, ocupando el onceavo lugar de mortalidad en el país.

Fecha de publicación: 06-03-17
Más noticias que te pueden interesar

Redacción Suplementos– La rinitis alérgica es una enfermedad en la cual existe una inflamación crónica de las capas internas de la nariz, causada por alergia a sustancias exteriores, generalmente respiradas, y en ocasiones por alergia a alimentos. La rinitis alérgica es a la nariz lo mismo que el asma a los bronquios. Ambas enfermedades suelen coincidir. La rinitis a menudo se acompaña de conjuntivitis, inflamación de los ojos y otros síntomas, afectando la calidad de vida de quien la padece.

Los médicos alergólogos han establecido diversas hipótesis que explican el aumento de las alergias, una a causas medio ambientales por contaminación y calentamiento global, otra teoría es el desarrollo industrial y  la última al exceso de higiene, ya que el estilo de vida antiséptico parece haber debilitado las defensas haciendo que el Sistema Inmunológico no madure apropiadamente, generando hipersensibilidad.

Síntomas producidos por la rinitis alérgica

La rinitis suele producir estornudos, constantes y seguidos, abundante mucosidad, habitualmente transparente, en forma de goteo; picor de nariz, de oídos, de paladar y taponamiento nasal.

Como consecuencia de los mocos es frecuente que el paciente vaya sorbiendo mucosidades, carraspee, o presente tos. La tos puede ser irregular y parecer tos nerviosa, y a veces son toses intensas, irritativas, en ataques, sobre todo por la noche, que causan grandes molestias. Un congestionamiento excesivo por mucosidad hace que aparezcan ojeras, se pierda olfato, y se tengan dolores de cabeza, en algunos casos puede llegar a existir sangrado de nariz.

El picor hace que el paciente se frote la nariz hacia arriba constantemente, frunza la nariz, los labios, gire la cabeza o incluso los hombros, todo esto de manera refleja, involuntaria y sin darse cuenta; a menudo se confunden estos síntomas con tics nerviosos, y los niños con rinitis alérgica pueden ser enviados al neurólogo, por lo que hay que saber reconocer los síntomas para evitar tratamientos innecesarios e ineficaces.

Cuando los síntomas son graves, los estornudos y el goteo de nariz pueden prolongarse por largo tiempo; los dolores de cabeza aumentan, también algunos pacientes pierden la concentración y la posibilidad de conciliar el sueño. La severidad de los síntomas puede variar en un mismo paciente de unas ocasiones a otras, por lo que se debe aprender a reconocer los primeros síntomas y empezar el tratamiento de rescate para evitar que llegue a empeorar.

La rinitis se diagnostica por los síntomas que presenta el paciente, en ocasiones se hacen pruebas de piel, análisis de sangre y algunas veces pruebas de provocación para identificar los causantes y desencadenantes, entre los que podemos destacar:  el polvo, el polen, los alérgenos inhalantes, bebidas, alimentos o medicamentos, o por sustancias que atraviesan la piel, medicamentos inyectados o picaduras de abeja o de avispa.

“Donovan lanzó al mercado Donorup, un antihistamínico que contiene efecto antiinflamatorio el cual ayuda a reducir la  inflamación de la nariz.  Este tratamiento permite mejorar la calidad de vida de la persona que padece de rinitis, recupera el sueño, aumenta la concentración ya que los dolores de cabeza y malestares se reducen evitando una reducción en las ausencias escolares o al trabajo por esta causa”, agregó William Cerna, gerente de mercadeo Donovan Werke.