[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Seguridad

Sin explicación oficial sobre el tiroteo y microbuses incendiados en la frontera con México


Ni la Policía, ni el Ejército ni el Mingob o el MP aclaran qué pasó ayer en Vueltamina, en La Mesilla.

Medios locales divulgaron videos que grabaron personas que pasaban por los poblados de Potrerillo, en Chiapas y el Vueltamina, en La Mesilla, Huehuetenango. No se localizaron registros en la web de que las imágenes hayan sido publicadas anteriormente. Varios municipios del departamento fronterizo con México han sido escenario de masacres y enfrentamientos vinculados con bandas de narcotraficantes.

“Esto está pasando aquí en Potrerillo… dice un agitado conductor y resopla mientras se hace un acercamiento de la cámara a todo lo que da, para captar un vehículo que arde en llamas, metros adelante. 

“Vieron que les dije que no era normal, pues”, conversa el hombre y pregunta:

“Hey viejo, no pasaron hombres armados, es que dice que hubo balacera, hubo enfrentamiento ¿están pasando los carros?”, indaga.

No, yo no sé nada, no sé nada, le responden. 

No pase, dice alguien.

Ya está tranquilo, en el nombre de Dios vamos a pasar, nada más voy a pasar un poco rápido.

En el nombre de Dios, dice alguien más…

A la verga, se siente la presión, exclama otro hombre al pasar junto a la camioneta roja con placas guatemaltecas que se incendia.

Otro video muestra un microbús blanco que también se ubica en Potrerillo, Chiapas. 

Versiones oficiales

La Comisaría 43 reportó haber tenido conocimiento sobre un ataque armado protagonizado por mexicanos, quienes habrían ingresado a Vueltamina. Un contingente de agentes de la Policía Nacional Civil y del Ejército patrullaron el lugar, ante la inconformidad de los vecinos. Iban dos vehículos artillados, 75 policías y 25 soldados.

La Policía también reportó que estaban coordinando con los superiores para entrar en la comunidad, porque los vecinos no quieren presencia policial y hay talanqueras en las calles.

En una calle de terracería, la Policía encontró un microbús sin placas, con varios impactos de bala que corresponde con una de las fotografías que divulgaron los medios locales. 

El vocero del Ejército, Rubén Téllez, negó que integrantes  de dicha institución estén involucrados en el hecho. “Hemos visto al menos dos publicaciones que incluso indican que hubo enfrentamiento con soldados del Ejército y eso es lo que estamos desmintiendo”, dijo. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) de México, por medio de la Fiscalía de Distrito Fronterizo Sierra, reportó que los hechos violentos acontecieron en la localidad Vueltamina, Huehuetenango, Guatemala. No mencionan vehículos incendiados en Potrerillo.

La Policía Especializada de la fiscalía distrital se trasladó a la zona limítrofe y verificaron que los hechos habían acontecido en Guatemala. Sin embargo, aseguran que por la cercanía, algunos heridos fueron trasladados al Hospital Básico Comunitario de Frontera Comalapa, Chiapas. El puesto de salud más cercano a Vueltamina está a kilómetro y medio, cerca de la aduana.

Mientras las autoridades de seguridad tienen alguna hipótesis de qué está pasando en la frontera, entre algunos vecinos se habla del posible ingreso de un grupo de traficantes de drogas

Los microbuses no se han identificado como vehículos de uso común entre las bandas de narcotraficantes. Pero también es cierto que esos grupos trafican con personas y con mercaderías. 

El jueves 22 de julio, un grupo de policías fueron insultados y golpeados en San Mateo Ixtatán, a poco más de 60 kilómetros de Vueltamina, por supuestos coyotes

Territorio huista

Huehuetenango ha sido escenario de enfrentamientos armados y masacres asociados con bandas del narcotráfico.

En 2008, un enfrentamiento entre narcotraficantes dejó a 19 personas muertas en Agua Zarca, en Santa Ana Huista. El mexicano Víctor Hugo Morales, alias el Amarillo, fue condenado por ordenar la matanza.

En 2012, Luis Antonio Palacios y sus acompañantes murieron carbonizados dentro de un vehículo, en Camojá, Huehuetenango.

En 2013, nueve agentes de la Policía fueron masacrados en la subestación de Salcajá en Quetzaltenango, por orden de Eduardo Villatoro Cano, un coyote que ascendió como líder de una estructura de narcotráfico en La Democracia, Huehuetenango.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
EE.UU. vincula a altos funcionarios de Bukele con corrupción, según medios
noticia AFP
Espectadores de Tokio se quedan sin fiesta

Sin alcohol, sin abrazos, sin alegría y sin autógrafos. Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio revelaron este miércoles nuevas reglas anticovid muy estrictas para los espectadores del evento, a falta de un mes para la ceremonia de apertura.

 

 

noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Ministerio Público busca que exministro enfrente juicio


Más en esta sección

Presidente de Argentina renueva gabinete tras crisis de gobierno

otras-noticias

Capturan a militar retirado vinculado a la masacre de las Dos Erres

otras-noticias

Gas propano tiene un alza del 10 por ciento

otras-noticias

Publicidad