[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Justicia

Audios: Las lecciones que deja el caso por violación contra Diego Stella


El Juzgado de Sacatepéquez programó para hoy una nueva audiencia en el caso por violación contra Diego Stella. En la primera declaración, Stella fue ligado a proceso por agresión sexual bajo justificaciones machistas y sin que el sistema de justicia aplicara el enfoque de género vigente desde hace más de diez años. El cambio de delito es un riesgo latente, asegura la denunciante Verónica Molina.

foto-articulo-Justicia

Que en cuestiones de sexualidad no es no, es el principal de los mensajes que Verónica Molina deja claro en su lucha contra el sistema de justicia que hace más de diez años creó un modelo especializado para casos de violencias contra las mujeres, pero donde persisten los prejuicios y paradigmas machistas.

Esos son algunos de los planteamientos por desmontar, por lo que con la autorización de Molina se reproducen extractos de la audiencia de primera declaración del 21 de julio, cuando Stella quedó ligado a proceso por agresión sexual. El 3 de septiembre, el juzgado rectificó y lo sindicó por violación.

No es no

Diego Ariel Stella ataca a Verónica Molina mientras dormía, cuando ella no tenía ninguna posibilidad de decisión. En su declaración, el sindicado por violación admite que “ella gritó que no” pero no se le cuestiona sobre su acto de poder que anuló la capacidad de decisión de la víctima ¿Qué interiorizó Stella al abalanzarse sobre ella aún cuando no tenía posibilidad de negociar su consentimiento sobre el acto sexual? Ella gritó que no en reacción a la agresión.

elPeriódico"Ella gritó no"

Y además…

elPeriódico"Está en shock e histérica"

Denunciar no es sencillo

Las denunciantes se enfrentan a las constantes cuestionamientos de jueces, fiscales, abogados, policías. Eso también le pasó a Verónica por eso el fiscal del Ministerio Público, Paolo Similox razonó que nadie denunciaría en vano. 

Hace más de diez años que se creó el sistema de justicia especializada para delitos de femicidio, violencia contra la mujer, trata de personas y otras violencias contra las mujeres. Pero no es funcional para las víctimas porque fue creado para sancionar al agresor, reflexiona Evelyn Recinos en un ensayo publicado en La Cuerda.

Esa ausencia de apoyo a las denunciantes fue una de las razones para la creación del Instituto de la Víctima, cuyo propósito se desvió, según han denunciado varias de las impulsoras de esa institución.

elPeriódicoFiscal del MP

Verónica se defendió en la audiencia. Y señaló que ninguna mujer se sometería al sistema con una denuncia infundada y rechaza cualquier cuestionamiento o estigma por hablar de la violencia sexual. 

elPeriódico"La vergüenza es de él"

Violación: ni se provoca ni se busca

Diego Stella argumentó que percibió provocaciones de parte de Verónica y “en el calor de la situación” el decidió avanzar. La magistrada Claudia Paniagua, que defendió a Stella en la primera declaración, se apropió de ese planteamiento como apología de la violación. Habló de la reacción instintiva del hombre, de que había habido una relación anterior entre ambos, de que habían sido pareja para hacerlo ver, de forma equivocada, que fue un “hecho fortuito” y no una violación. 

elPeriódico"Ella se puso en posición"

La abogada Claudia Say explica que es falso tratar de justificar una violación. Los hombres cosifican a las mujeres como objetos sexuales. Prueba de ello, es la percepción de Diego Stella al decir que “percibió provocaciones”, o cuando su defensora señala que “ella se puso en esa posición” y justifica una “reacción instintiva del hombre”, los cuales son falsos porque la sexualidad humana no es exclusiva de los varones; los patrones de masculinidad tradicional o machista magnifican su libido y con ello se comienza a  exponer infinidad de justificaciones de las acciones de los hombres vinculados a procesos por delitos sexuales con el objeto de restar credibilidad a las víctimas hasta  modificar la responsabilidad penal por delitos menos graves a costa de la re victimización.

El delito de violación

Lo que dice el Artículo 173 del Código Penal
Quien, con violencia física o psicológica, tenga acceso carnal vía vaginal, anal o bucal con otra persona, o le introduzca cualquier parte del cuerpo u objetos, por cualquiera de las vías señaladas, u obligue a otra persona a introducírselos a sí misma, será sancionado con pena de prisión de ocho a doce años. Siempre se comete este delito cuando la víctima sea una persona menor de catorce años de edad, o cuando sea una persona con incapacidad volitiva o cognitiva, aún cuando no medie violencia física o psicológica. La pena se impondrá sin perjuicio de las penas que puedan corresponder por la comisión de otros delitos.

En cuanto al delito de violación, la norma es explicita, dice Say por lo que aún si hubiera habido una relación previa en ese preciso momento no había un consentimiento expreso para el acto sexual. 

Los delitos de violación son comúnmente llamadas delitos de poder, y es que es así como suceden, en un contexto de relaciones de poder entre hombres y mujeres en donde el único testigo del hecho es la víctima, quién además es direccionalmente vulnerada. Es por ello que aplicando criterios victimológicos, a la víctima siempre se le debe de creer y para ellos se presentan las pruebas en concreto en el momento procesal oportuno.

Sobre ese tema, la socióloga Silvia Trujillo apunta que la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la sentencia del caso Rosendo Cantú y Otra contra México (2010), ha expresado que “La violación sexual es un tipo particular de agresión que, en general, se caracteriza por producirse en ausencia de otras personas más allá de la víctima y el agresor o los agresores. Dada la naturaleza de esta forma de violencia, no se puede esperar la existencia de pruebas gráficas o documentales y, por ello, la declaración de la víctima constituye una prueba fundamental sobre el hecho”.

Golpes: no son recurso indispensable de violencia

No hay golpes, no hay hematomas, él no la golpeó señaló Paniagua para tratar de pedir la falta de mérito. Los argumentos que la defensa esgrimió son grotescos como Verónica lo ha declarado. No se reproducen para no divulgar más ese tipo de ideas.

elPeriódico"No hay golpes"

Indistintamente de si hay o no golpes, el hecho es en sí la violación, apunta la abogada Claudia Say. La norma es muy explicita y por supuesto que puede haber violación sin golpes porque ante un hecho como este de relaciones desiguales de poder, la víctima está indefensa y el miedo puede provocar en ella incluso el dejar de actuar y no salir corriendo como muchos esperarían. 

El peritaje psicológico forense puede fortalecer esta parte, porque no en todos los casos de violación hay golpes y en los que hay, entonces hay que argumentar otros delitos además del de la violación.

No hay sujeto activo ni pasivo en una relación consensuada

La jueza Melida Esperanza Vásquez expone que “se están juzgando hechos muy íntimos” en donde sólo está el sujeto activo y el sujeto pasivo, lo que supone una relación desigual de poder.

elPeriódico"Activo y pasivo"

Una relación sexual no es un acto fortuito

En el razonamiento, antes de resolver, la jueza Melida Vásquez  dijo en que los momentos de una relación sexual “en que todos debemos reconocer que” son muy intensos, candentes. A Stella “no le importó la circunstancia de que la señorita Verónica Molina Lee decía que no y esa situación podría haberse dado en esos momentos tan candentes de una relación sexual”, dice la jueza. Y la prueba científica deja duda, dice según la jueza, porque los hisopados no recolectan espermatozoides. Pero este punto no tiene nada que ver con la tipificación del delito.

elPeriódico"Momentos candentes"

Se busca enfatizar que fue un caso fortuito, explica Claudia Say, porque eso exime de responsabilidad al violador, debido a que la ley establece que “no incurre en responsabilidad penal, quien con ocasión de acciones u omisiones lícitas, poniendo en ellas la debida diligencia, produzca un resultado dañoso por mero accidente”. Ese argumento tampoco aplica a una violación, ya que éste es un delito establecido en donde no corresponde ninguna debida diligencia. Es claro que el delito de violación en sí, es una transgresión a la libertad sexual de la víctima y no cualquier otra actividad lícita en donde sí podría caber el caso fortuito, como manejar un vehículo y causar un grave daño.

El problema con el sistema de justicia es que romantiza incluso la violencia sexual, cuando el delito de violación no es una relación sexual, agrega. Puede ser que exista una relación entre las personas, pero esto no le da derecho a la otra a violar a su pareja so pretexto de tener una relación con ella. 

Es precisamente por estos sesgos discriminatorios de la norma que el Código penal fue reformado y quedó como actualmente se conoce. Antes, el violador era perdonado si se casaba con la víctima, ahora esto ha cambiado, pero es lamentable que se expongan esta clase de análisis para desvirtuar el hecho y modificar con ello la responsabilidad penal del sindicado.

Sobre el hecho de que en la supuesta  prueba científica deja duda, porque dice la jueza que no se encontraron espermatozoides, no corresponde porque el delito de violación para su perfeccionamiento no necesita que haya espermatozoides, este delito es muy explicito en cuanto a las circunstancias de la violación, dice la abogada y llama nuevamente a leer el tipo penal de violación.

Las audiencias por violencia sexual se desarrollan a puerta cerrada para resguardar la indemnidad de las víctimas. Ese espacio cerrado puede resultar contraproducente porque todos los juicios hacia la víctima y justificaciones para favorecer a los agresores quedan en secreto, como estuvieron hasta hoy las argumentaciones de la jueza Melida Vásquez y la magistrada Claudia Paniagua.

Una magistrada litigante que dice representar a las abogadas

Las expresiones revictimizantes de la magistrada suplente de la CC, Claudia Paniagua Pérez, durante la audiencia de primera declaración contra Diego Ariel Stella, denunciado por violación, no sólo indignaron a varias personas en redes sociales sino causaron sorpresa por una supuesta una duplicidad de roles de la abogada. 

Como suplente, Paniagua no tiene prohibición para ejercer su profesión en el ámbito privado. Y como abogada y notaria, tiene derecho a elegir a sus clientes,bajo los parámetros de ética de la profesión.

La denuncia pública de Verónica Molina hizo que otras mujeres señalaran prácticas de Paniagua que consideran maliciosas. elPeriódico conversó con dos de las agraviadas por violación y luego por el retardo de justicia, ya que los proceso penales se han extendido por las múltiples excusas de Paniagua, cuando todavía no era magistrada.

Luego de expuestos los casos, Paniagua se separó de ambos expedientes. elPeriódico trató de establecer qué tipo de procesos 

ocupan la cartera de procesos en los que Paniagua actúa como defensora, procuradora o representante.

Los registros del Organismo Judicial, ofrecen una respuesta parcial: la magistrada actúa en 545 procesos, de los que 380 son en materia penal, según los datos proporcionados vía Acceso a la Información Pública. Lo que no se registra son los delitos imputados a las personas a las que auxilia.

Casi la totalidad de casos que Paniagua ha litigado corresponden a juzgados de Paz Penal o de Instancia Penal de Sacatepéquez, donde la magistrada tiene un bufete que comparte con el exmagistrado suplente de la CC Luis Rosales Mirón. Rosales le arrendó un inmueble al Organismo Judicial, en un proceso poco claro.

Se ha escuchado que varios operadores de justicia en Antigua simpatizan con Paniagua. elPeriódico documentó que la jueza Sherly Figueroa   

Paniagua es mandataria de varios bares y negocios en Antigua Guatemala, como Reilly ‘s, Café Sky y Casbah, de acuerdo con los registros públicos.

Creo que puedo representar a todas las abogadas dignamente, tomando decisiones jurídicas para este país

Claudia Paniagua / TVQ Channel Tweet

Desde que Paniagua se postuló para ser electa por el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, elPeriódico trató de conversar ella. Nuevamente se le ha llamado y escrito ante las denuncias de las víctimas de violación pero Paniagua mantiene silencio.

elPeriódico también reveló que Paniagua Pérez aportó Q9 mil 500 para camisetas y dinero para propaganda del partido Unionista para la campaña de 2019. En redes sociales fue publicada una fotografía en la que aparece el diputado del partido Unionista, Álvaro Arzú Escobar junto a la magistrada.

Redacción: Evelyn Boche | Digital: Juan Diego Godoy | Ilustraciones y audios: Equipo Audiovisuales

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Niñas entregan reconocimiento a Erika Aifán
noticia AFP
Roland Garros se retrasa una semana

El torneo de Roland Garros, la gran cita de la temporada de tierra batida y que estaba previsto celebrarse del 23 de mayo al 6 de junio, se retrasa una semana, informó una fuente cercana a la organización, confirmando una noticia de L’Equipe.

 

noticia EFE
El gremio periodístico de El Salvador advierte peligro de una «ley mordaza»

Entre enero y agosto del año en curso, la APES registró 173 agresiones contra periodistas y superan ya las 125 computadas todo el año 2020.



Más en esta sección

Diputados eligen mañana a su nueva Junta Directiva

otras-noticias

Defensa personal: cómo empoderar a mujeres víctimas de violencia en Panamá

otras-noticias

Ejército de Nicaragua desplegará 15 mil efectivos para resguardar elecciones

otras-noticias

Publicidad