[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ejecutivo

Comida, licores y edecanes para los mineros rusos


Alejandro Giammattei designó a su representante ante la Empornac para que recibiera y diera todas las atenciones a los rusos que visitaron el país.

foto-articulo-Ejecutivo

El pasado domingo 22 de agosto, elPeriódico publicó en la sección elPeladero un perfil de Alberto Alvarado Oliva, un empresario dedicado a la seguridad privada y a quien el presidente Alejandro Giammattei nombró como su representante ante la Comisión Nacional de Empornac, como retribución por el apoyo que le brindó durante la campaña al ahora mandatario. 

Alvarado Oliva fue quien llevó a los mineros rusos a la residencia de Giammattei y también se encargó de que tuvieran todas las comodidades durante su estadía en el país, lo que incluyó licores y alimentos de primera, así como edecanes que cobraron US$3 mil para acompañar a los rusos. 

El alcalde y el vicealcalde capitalinos, así como algunos empresarios guatemaltecos, invitados por el Ministro de Economía, participaron en una de las reuniones con los rusos.

Perfil de Alberto Alvarado Oliva

> Si no fuera por las armas que ostenta con vulgaridad de narcotraficante, el señor Alberto de Jesús Alvarado Oliva, con su 1.60 m de estatura, pasaría inadvertido. Aunque es posiblemente esa falta de notabilidad la que le permite llevar a cabo misiones especiales y secretas, en las que a veces no hacerse notar es la regla. Es así como este empresario de la seguridad privada se ha convertido en uno de los hombres de confianza de Alejandro Giammattei, quien, para retribuirle los favores y su apoyo durante la campaña, lo ha premiado como su representante en la Comisión Nacional de Empornac, con un jugoso 029, además de que tiene derecho de picaporte en el Ministerio de Comunicaciones y en Pronacom, y ha colocado a su progenitora como empleada de la Dirección de Inteligencia Civil. Este inquietante, peligroso y menudo personaje tiene intereses propios en las portuarias y negocios en las cárceles, donde es atendido por sus aliados con muchos privilegios. 

La última tarea que le encomendó Giammattei a este amante de los gruesos calibres —que entre otras cosas le sirven para compensar mentalmente su menudencia— fue la de resguardar y conducir a los misteriosos multimillonarios mineros rusos del níquel, que visitaron el país en misión especial hace unos meses, fundamentalmente para acariciar al “rey” con una decena de millones de dólares. No solo fue el encargado de llevarlos a la residencia del señor Presidente, en esa visita secreta que el mandatario ha negado públicamente, sino también se ocupó de proporcionarles comodidades y placeres durante su estancia en la finca El Pilar, en los alrededores de La Antigua. Para el efecto, además de licores y viandas, puso a su disposición varias edecanes para que su paso por Guatemala fuera más que memorable. Aseguran que el responsable de la trata de personas fue Marco Aurelio Pineda, experimentado proxeneta.

La reunión exclusiva para los empresarios rusos se llevó a cabo en una finca ubicada en La Antigua Guatemala.

Es de reconocer que el señor Alvarado se esforzó para que la imagen del país estuviera a la altura de las grandes naciones civilizadas del mundo: la comida y las bebidas eran de primera y las edecanes de lujo; cada una de ellas cobró US$3 mil por ofrecer a los distinguidos visitantes rusos su encantadora compañía. De lo que no se está seguro es de si eran discretas, y es por ello que ahora se les busca con desesperación para evitar que suelten la lengua. Se han realizado ya seis allanamientos en su búsqueda y no se tiene noticia de si estos fueron exitosos, si las encontraron y las silenciaron o si estas guapas y aterrorizadas damas de compañía ya pidieron asilo político en Rusia.

La situación pone a Alvarado más nervioso que de costumbre. Sus arrebatos de rabia ya son legendarios, como cuando durante la delicada misión de cuidar a los rusos despidió con violencia y a altas horas de la noche a dos agentes de seguridad porque no le parecía su estatura, no se sabe si por debajo o por encima de la suya propia.

Por cierto, el alcalde y el vicealcalde capitalinos participaron en la cena de gala ofrecida a los misteriosos y mordelones visitantes rusos, el 26 de abril del presente año, en el extraordinario restaurante El Parisino, en la zona 10, donde es posible degustar suculentos y sofisticados banh mi de albóndigas de cerdo, incluso a la altura de la mejor cocina vietnamita. Participaron en la cena de gala también un buen grupo de empresarios guatemaltecos, comandados por el Ministro de Economía.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Samuel Pérez-Attías
Nadie escoge nacer…

…Y nadie escoge nacer bajo las circunstancias en que nace.

noticia Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Las mujeres kaqchikel que apoyan a sus vecinas víctimas de violencia

En el altiplano central de Guatemala, un grupo de mujeres kaqchikel se han convertido en el brazo de auxilio para sus vecinas que sufren de violencia por parte de sus parejas.

noticia Gonzalo Marroquín Godoy / Enfoque
K. Harris sabe de nuestra realidad, pero aún hay sorpresas

Aunque aquí sean muchos los que miran hacia otro lado por no aceptar la realidad, la verdad es que nuestro país vive una aguda y permanente crisis sociopolítica.



Más en esta sección

Pobladores de Santa Catarina Ixtlahuacán exigen a Giammattei resolución de conflicto territorial

otras-noticias

Ley Antitrámites ayudará a mejorar competitividad del país

otras-noticias

Flamengo se encomienda a Gabigol

otras-noticias

Publicidad