[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

La gran omisión del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro


Petro aumentará los subsidios sociales y es probable que gane popularidad gracias a eso.

foto-articulo-Opinión

El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, un exguerrillero del M-19 y exalcalde de Bogotá, habló extensamente sobre la reducción de la pobreza y la desigualdad en su discurso inaugural del domingo 7 de agosto. Eso está muy bien, pero en su alocución faltó un concepto indispensable para cumplir esos objetivos: la inversión extranjera. Petro mencionó 19 veces la palabra “paz” en su discurso de 46 minutos, refiriéndose a su plan para poner fin al conflicto armado con el grupo rebelde ELN, y usó repetidamente los términos “desigualdad”, “pobreza” y “cambio climático”. Pero no hizo ninguna mención específica sobre cómo…

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy
Redacción El Periódico
El equipo de redactores y editores de elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Primer plasma ardiente que da más energía de fusión de la que precisa
noticia José Alejandro Arévalo Alburez
Legalidad versus legitimidad
noticia EFE
Te revelamos cómo es la adaptación de “Noticia de un secuestro”, de Gabriel García Márquez


Más en esta sección

La reina Isabel II murió de “vejez”, según su certificado de defunción

otras-noticias

Florida enfrenta la devastación provocada por el huracán Ian

otras-noticias

Cada día mueren 37 personas por enfermedades cardiovasculares en Guatemala

otras-noticias

Publicidad