[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Alas de zopilotes


foto-articulo-Opinión

En Guatemala, la lluvia caía generosa en invierno, del 15 de mayo al 15 de octubre, según apuntaba el calendario de Sánchez y De Guise, cuando las estaciones eran predecibles y los fenómenos climatológicos de la Niña o del Niño no habían distorsionado los compases perfectos del clima en Guatemala. A principios del siglo XX, los aguaceros y largos temporales de dos o tres días de duración, formando las llamadas “avenidas” de agua achocolatada, lodo y piedras que corrían con fuerza, desbordándose sobre las calles medio empedradas de la ciudad carente de tragantes. En invierno, la Trece Calle, contigua a las iglesias de Santa Clara y San Francisco, se convertía en cauce de un río muy virulento. Se formaba una furiosa correntada, que obligaba la implementación de puentecitos de madera para que las personas pudieran pasar de banqueta a banqueta, y por eso se le conocía como la “Calle de

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital Ilimitada Iniciar sesión Suscribirme hoy
Redacción El Periódico
El equipo de redactores y editores de elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Denis Aguilar / elPeriódico
Migración anuncia que reforzarán controles migratorios
noticia Europa Press
El polvo del desierto tiene un ligero efecto global de enfriamiento en el planeta, según estudio
noticia AFP
Conoce aquí a todos los nominados a los Grammy


Más en esta sección

Elecciones de chiste

otras-noticias

Gaby Moreno compite por el Grammy Internacional

otras-noticias

¿Tienen sentido las elecciones en Guatemala?

otras-noticias

Publicidad