[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Coyotes


Donde no hay esperanza para unos hay oportunidad para otros.

foto-articulo-Opinión

En Guatemala existió la costumbre de nacer y morir en el pueblo sin haber hecho viaje alguno (salvo quizá una ida al mar, a la capital o romería a Esquipulas), porque la mayoría nacía y moría en un entorno limitado, entre cerros, montañas y volcanes, y se recibía con alegría a los extranjeros que llegaban con novedades, a los circos de estación, admirando a los aventureros que retornaban después de una vida de marinos, soldados o huyendo para evadir la ley o por persecución política, que regresaban enriquecidos o taciturnos. Lo común en las ciudades era guardar en la memoria…

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy
Redacción El Periódico
El equipo de redactores y editores de elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Agencias
Sinner derrota a Alcaraz en la final
noticia Redacción Cultura
India y Guatemala celebran con danza 50 años de relaciones diplomáticas
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Confirman declaración anticipada contra acusados en caso Caja de Pandora


Más en esta sección

Banco Promerica premia a los ganadores del primer torneo de gaming ProPlayers en Guatemala

otras-noticias

Locura de Poder de Dictadura Nicaragüense

otras-noticias

Mesoamérica, Guatemala y los filibusteros

otras-noticias

Publicidad