[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

¿Líquido, sólido o gaseoso?


Nuestro “Estado de derecho”.

foto-articulo-Opinión

En esta semana, salió un interesante reportaje en Prensa Libre sobre la situación del Estado de derecho en Guatemala (edición del lunes 6). El hecho es que al parecer andamos en “la calle de la amargura” en cuanto a los índices o factores que se utilizan para determinar qué tan sólido o no es nuestro Estado de derecho. Se dice que el mismo es un requisito indispensable e inexcusable de la democracia. Y por lo tanto, ante su ausencia o debilidad, pretendemos vivir en una democracia, pero no es cierto. El Estado es una ficción jurídica, en el sentido de darle carácter propio. Personalidad propia. Como el Leviatán, siguiendo a Thomas Hobbes. Pero si lo vemos con una lupa realista, de lo que se trata es de personas gobernando a personas. Personas electas en una buena parte para ello. Por eso se dice que existe una “autorregulación” de las personas

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Édgar Gutiérrez
La decadencia narrada como fábula
noticia Redaccion/elPeriódico
Realizan manifestación en contra del alcalde Javier Gramajo
noticia
Rendición de cuentas del TSE


Más en esta sección

El juez, la última línea de defensa de la democracia

otras-noticias

Organizaciones convocan a protestas sociales

otras-noticias

Covial habilitará carriles en kilómetro 15.4 de Villa Nueva

otras-noticias

Publicidad