[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Tiembla Guatemala, tiembla Giammattei, tiembla Porras…


Los temblores —sismos— en nuestro país son cosa de todo el tiempo; los temblores políticos son también permanentes y a veces llegan con más fuerza, como esta semana.

foto-articulo-Opinión

Estamos terminando una semana de temblores. El miércoles en la madrugada fueron tres sismos, y uno de ellos muy fuerte (6.2 grados). No es extraño para los guatemaltecos, porque todos sabemos que los movimientos telúricos son cosa normal, y aunque los sobresaltos por lógica se presentan, los llevamos con una calma relativa y prudente.  Pero en el país de la eterna impunidad, vivimos también siempre con otro tipo de temblores, sustos y hasta temores, porque nuestra clase política vive provocando escándalos, intimida, persigue, saquea y, como si todo esto fuera poco, se organiza para hacer que el sistema de perversión…

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy
Cristian Velix
Reportero de política. Periodista profesional egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Interesado en temas de transparencia, seguridad y justicia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
La Academia de Cine de EE.UU. promete “acciones” por bofetada de Will Smith
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Hallan a siete extranjeras en un club nocturno
noticia Salvador Paiz
Negociaciones oscuras


Más en esta sección

El FBI buscó documentos clasificados sobre armas nucleares en casa de Trump

otras-noticias

La jornada en imágenes

otras-noticias

Wingo abre rutas directas desde Panamá a Santo Domingo y La Habana

otras-noticias

Publicidad