[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Lo que el viento se llevó…


Por razones históricas, éticas y religiosas esta situación no podía perdurar.

foto-articulo-Opinión

La sociedad norteamericana sigue siendo contra viento y marea una democracia ejemplar.  Y sin embargo la democracia estadounidense sufrió y pagó el alto precio de una sangrienta guerra civil para establecerse plenamente como tal. Y ello se debió a haber arrastrado consigo desde su nacimiento el lastre de la esclavitud, un absceso que envenenó a lo largo de los siglos XVIII y XIX y hasta la Guerra de Secesión a la sociedad norteamericana. Se trató de un problema complejo y paradójico, político y social, que también provocó problemas de conciencia a los ciudadanos de esa novel democracia. Por ejemplo Washington…

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy
Evelin Vásquez
Reportera de Sociedad. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Creo que el periodismo es una herramienta para promover el pensamiento crítico e informar sobre más realidades

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Miguel Ángel Sandoval
La foto de la infamia
noticia EFE
La OTAN descarta participar en una zona de exclusión aérea en Ucrania
noticia Mauricio Claver-Carone*
Tras el cierre de escuelas más prolongado del mundo, América Latina puede liderar un renacimiento educativo


Más en esta sección

Los hechos de violencia marcan la jornada en Guatemala

otras-noticias

Militares no quieren la iniciativa 6073

otras-noticias

Congreso insiste en discusión de leyes polémicas

otras-noticias

Publicidad