[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

La vergüenza de ser es espantosa


Moscas, pulgas y piojos son ejemplos de vectores.

foto-articulo-Opinión

En Canadá —y ¿por qué no en otras partes del mundo, incluida Guatemala?— los datos sobre la pérdida de aprendizaje y la crisis de salud mental en los niños de edad escolar son devastadores, como consecuencia de las medidas políticas tomadas en el contexto del COVID-19 en escuelas. “Se ha pasado por alto la profunda vergüenza que sienten los jóvenes. A nuestros estudiantes se les enseñó a pensar en sus escuelas como centros de infección y en ellos mismos como vectores de enfermedades. Esto ha alterado fundamentalmente su comprensión de sí mismos”, explica Stacey Lance en I´m a Public School Teacher. The Kids Aren´t Alright, un artículo publicado por Common Sense with Bari Weiss.  Un vector —aprendí en la clase de Salud y Seguridad en sexto grado de primaria, con miss Estercita— es un organismo vivo que acarrea un agente infeccioso de un animal infectado a un humano o a

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Esta mujer grabó el momento en el que ella y su mejor amiga descubrieron que estaba embarazada
noticia Samuel Pérez
La nueva derecha y su afán de gestar una insurrección
noticia AFP
Colombia no pierde la esperanza


Más en esta sección

Vivir en un país violento

otras-noticias

Eterno Kipchoge impone récord mundial en la Maratón de Berlin

otras-noticias

Djokovic pierde y equipo mundial acaricia el triunfo

otras-noticias

Publicidad