[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Sucesión


Lejos quedaron las ideologías para dar paso a un modelo de negocio que rige lo económico-político-social.

foto-articulo-Opinión

En asuntos de herencias, reza el famoso refrán, “padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros”. La historia está cargada de esta dinámica en la que los bienes adquiridos y acumulados con la tenacidad y el sudor de una generación, no siempre se conservan en las generaciones siguientes. La excepción a esta regla surge cuando la generación que crea la riqueza involucra activamente —en el pasado y en el presente— a sus descendientes, asegurándose de que no adopten una actitud que ponga en riesgo el futuro del patrimonio acumulado.   Muchas veces, las nuevas generaciones se alejan de las complejidades de los negocios…

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial central
Populismo rampante en Centroamérica
noticia Europapress
Este hombre tuvo un encuentro extremo con un enorme tiburón blanco
noticia IN ON CAPITAL
Meta, casa matriz de Facebook, se desvaloriza


Más en esta sección

Despiden a “Chispita” en Amatitlán

otras-noticias

Un padre desesperado

otras-noticias

“No nos abrieron la puerta del camión”

otras-noticias

Publicidad