[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Erika Aifán: testimonio vivo de integridad, probidad, independencia, discreción, ética e imparcialidad


foto-articulo-Opinión

En Guatemala prevalece un perenne pragmatismo pervertido que, como diría Mario Vargas Llosa, promueve, privilegia y rinde culto al inescrupuloso que sabe salirse con la suya, aplastando al honrado, trabajador e íntegro, al que no es mañoso y carece de poder político, económico, de coerción y represión, al que respeta la Ley, al extremo que considera que tiene importancia y, por eso, en una sociedad como la nuestra simplemente está condenado a fracasar. Más aún, desde que nuestra democracia se convirtió en una parodia, en una burda caricatura, en un chiste de mal gusto; desde que experimentó una metamorfosis siniestra…

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital Ilimitada Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Isabel Herrera/Fotografía Félix Acajabón
Universidad Del Valle de Guatemala inicia ciclo académico con Lección Inaugural dictada por Dan Frey del MIT
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Depresión: un mal que afecta a millones de personas
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Cómo preparar ropa vieja al estilo cubano


Más en esta sección

Elecciones de chiste

otras-noticias

Gaby Moreno compite por el Grammy Internacional

otras-noticias

¿Tienen sentido las elecciones en Guatemala?

otras-noticias

Publicidad