[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Luz Méndez de la Vega


Viaje al centro de los libros.

foto-articulo-Opinión

Luz fue mi maestra de Literatura Medieval Española y Siglo de Oro, en mis tiempos en la Facultad de Letras de la Universidad de San Carlos, y la recuerdo con admiración y agradecimiento. Fue a finales de los terribles años setenta, cuando Luz aceptó revelar su vena poética, y entregó a la imprenta su libro Eva sin Dios (agosto 1979), al que sumó luego, animada por el resultado, Tríptico (enero 1981). La recuerdo hermosa a sus sesenta años, sentada en la cátedra con las piernas cruzadas, un escote monumental y el cabello negro azabache, recitando “¡Abenámar, Abenámar, / moro de la morería, / el día que tú naciste / grandes señales había!”, de los romances fronterizos. Tenía el poder de capturar la atención, y se hacía notoria en los corredores de la facultad derramando personalidad e independencia. Amaba las letras, la poesía, el teatro, y mantenía en el diario La

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
El telescopio Webb llega a su destino en el espacio
noticia Denis Aguilar / elPeriódico
Agentes de Provial escaparon de capacitación en Estados Unidos
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Recuerdan a víctimas del conflicto armado interno en el Palacio de Justicia


Más en esta sección

Algunos de los que la Hacen la Pagan

otras-noticias

Mesoamérica, Guatemala y los filibusteros (II)

otras-noticias

Antigua vence a Municipal y toma la ventaja en la semifinal

otras-noticias

Publicidad