[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

La mala educación


La delación emponzoña el alma.

foto-articulo-Opinión

A la escuela lleva un niño un juguete que atrae la atención y todos quieren tocarlo y probarlo. El gadget  desata el deseo de quienes se pegan al afortunado para que se los preste, o la envidia de quienes lo rechazan manifestando enojo. Quizá hasta querrían cortarle la cabeza, porque muerto el perro se acabó la rabia. Termina el recreo y vuelven al aula, y mientras el niño dichoso resuelve de espaldas un problema de matemáticas, uno de sus compañeros sustrae el objeto de la discordia. La maestra duda cuando el niño grita que le robaron, y hasta quizá lo regañe y eche la culpa por andar llevando juguetes. Nadie dice nada, porque aunque todos saben, temen al infractor. Da inicio la búsqueda, el registro, la indignidad en la fila, la desconfianza, y el júbilo cuando no se encuentra nada. El director aparece haciendo mala cara, porque nadie podrá marcharse

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Fernando Andrade Falla
El metaverso en La Antigua Guatemala
noticia AFP
Rusia multiplica medidas para proteger su economía y mantiene cerrada la bolsa
noticia afp
Keylor Navas, el baluarte de Costa Rica


Más en esta sección

Reportan inundaciones en Mazatenango

otras-noticias

Celebran el Día de la Unidad Alemana

otras-noticias

Blinken inicia en Colombia una gira poco usual por América Latina

otras-noticias

Publicidad