[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Vámonos a otra parte


La nueva meta es marcharse.

foto-articulo-Opinión

Las noticias de violencia nuevamente empañan el panorama nacional, porque las acciones armadas son aterradoras. Hay ritmo de tambores de guerra y sirenas de ambulancia. Los ataques armados en los departamentos evidenciaron la presencia ilegal de armas y explosivos. El clima social está enrarecido mientras sube la extorsión contra empresas e individuos debido al desempleo y falta de ocupación. Y todo ocurre por no haber detenido a tiempo los primeros brotes de violencia, por falta de autoridad. No hemos sido prácticos, y permitimos que se estimulara la rivalidad. Las autoridades dejaron bailar a los ratones en la cocina y ahora la casa entera es una discoteca. Se dio alas al hijo irrespetuoso, quien ahora pretende liquidar a sus padres o refundirlos en el asilo de ancianos. El riesgo atañe a toda la región, y tienen culpa quienes se prestan a encender las llamas y el odio. La comunidad internacional compartirá

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Agatha deja 11 muertos y 33 desaparecidos en el sur de México
noticia afp
Inter toma el liderato en Italia
noticia afp
Canadá termina en el primer lugar de la Concacaf


Más en esta sección

Último día de ejercicios militares chinos en torno a Taiwán

otras-noticias

Llega a Cuba ayuda de México y Venezuela para combatir incendio de tanques de combustible

otras-noticias

Tristezas y caprichos del Principito Azul y un Ogro consolador

otras-noticias

Publicidad