[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Lágrimas negras


Han jugado impunemente con su nobleza.

 

foto-articulo-Opinión

El amor irrealizable entre el Sol y la Luna ha sido representado por mitos, leyendas y tradiciones del  mundo entero. Durante eternas eras, se han visto obligados a vivir separados por un hechizo de trueno: mientras uno comanda el día, la otra vigila la noche.  Sufren en silencio con la única esperanza de un eclipse, para así poder amarse mirándose a los ojos. Dicen que la tristeza de la Luna desembocó en una sola lágrima dulce, que al caer formó el lago de Atitlán. Ahora cada día, a las tres de la tarde, la lágrima gigante agita su dolor elevando furibundos dobleces de  Xocomil. Esa profunda gota azul, representa uno de nuestros mayores orgullos. Cuando de Atitlán se trata, no escatimamos en piropos. Lo inscribimos en concursos de belleza, aparece en sellos, postales y todos, con el pecho inflado, afirmamos que es el lago más bello de este mundo. El

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Silvia L. Trujillo/La Cuerda
22J: Día Mundial contra la Minería a Cielo Abierto; devastación es lo que han dejado
noticia EFE
El Prado muestra cómo el arte ha explicado el cosmos
noticia Redacción elPeriódico
PepsiCo fortalece estrategia de cadena de valor positiva en la región


Más en esta sección

Elvis Presley: 45 años sin el Rey del Rock and Roll

otras-noticias

La chequera y la inmobiliaria de Rubén Mejía

otras-noticias

Wow: la más enigmática señal extraterrestre cumplen 45 años

otras-noticias

Publicidad