[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

#YoTambién


El hashtag es un llamado a los hombres: es hora de evolucionar.

foto-articulo-Opinión

Pedí a mis alumnos universitarios que escribieran un diálogo. Uno acontecía en una fiesta. Varios hombres conversaban y se referían a las muchachas que recién llegaban como “los culos”. Sin duda era realista, he escuchado la expresión en muchas ocasiones. En su espacio privado, exclusivamente masculino, la mirada de los hombres sobre las mujeres es esa: “ellas” son objetos dotados de una subrayada connotación sexual. Y su cuerpo un territorio que puede apropiarse. Lejos está de esta mirada la noción de integridad. Lejos está la noción de que una mujer es un individuo igual. Con esta educación a cuestas, un hombre transita por la vida entre dos polos: el objeto sexual que debe estar disponible para sus urgencias biológicas o sus fantasías de macho, o bien sacralizada en la función de madre impoluta. Y ojo que tampoco la madre está libre de la conversión en objeto. La posición machista dominante

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Rafael Caro Quintero, el “Narco de Narcos” de la década de 1980
noticia Redacción/elPeriódico
Entregan beca a 28 mujeres indígenas para programa “Abriendo Puertas”
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Discursos famosos: 5 alocuciones históricas


Más en esta sección

Movimiento de Mujeres con Poder Constituyente pide al Congreso no avanzar con la iniciativa 6076

otras-noticias

¡Vuelve LaLiga!, Real y Barcelona son favoritos

otras-noticias

Barcelona, agitado por sus grandes fichajes

otras-noticias

Publicidad