[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Volare, Macarena, Despacito


La vida no es solo política.

 

foto-articulo-Opinión

Desde niño fui melómano, mi madre tocaba el piano y mi padre pintor por naturaleza, aprendió a tocar el acordeón. Escuché siempre los clásicos desde un Beethoven, hasta Vivaldi, Salieri o Straus, también a Paco Pérez con Luna de Xelajú, hasta un German Alcántara con Mi Bella Guatemala o el maravilloso vals La Flor del Café. Pero también sonaban en mi casa Los Churumbeles de España, Juan Legido y con los años, Perret o Sabina. En mi niñez irrumpió en el mundo el Rock and Roll. Elvis Presley y los Beatles. Con un par de amigos nos inscribimos en el Conservatorio Nacional de Música. Un año de solfeo fue suficiente para mí. Algunos amigos formaban grupos de rock, yo no llegue a eso, me conformé por años con asistir al Conservatorio semanalmente a los conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional y en las tardes al Parque Centenario a escuchar a

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Miguel Ángel González Rivera / Politólogo / DPI: 2288539900502
Captura de Chepe Zamora: ¡Punto de quiebre del gobierno de Giammattei!
noticia Jaime Barrios Carrillo
La patria es una casa
noticia Eduardo Velásquez
La música de los días del Brasil (1984-1989) (XI parte)


Más en esta sección

En 35 años la superficie de los lagos del mundo crecieron del tamaño de Dinamarca

otras-noticias

Argentina, a salvar otro “match ball” contra Polonia

otras-noticias

México, de la maldición a un milagro

otras-noticias

Publicidad