[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Epístola a los pobres de espíritu


Sobre el sufrimiento eterno y la vida perdurable, amén.

 

foto-articulo-Opinión

De nuevo he logrado escapar a la asfixia de la Semana Santa en Guatemala, y disfruto del feriado en Costa Rica, en donde la fe católica no alcanza el paroxismo patético de sangre y muerte con el que el barroco religioso sigue torturando los corazones y las mentes de la ex-Capitanía General, agobiada hasta hoy por las estructuras y las mentalidades coloniales. Ciertamente, en el resto de Centroamérica la Colonia no pesa tanto tras el mecapal ideológico de servidumbre, como gravita en el ex-Virreinato de México y en Guatemala. Sobre todo en Guatemala, si se trata de la Semana Santa, cuyo único parangón está en Sevilla con su clima de santos y toros, mujeres de negro, cuchillos y luna, evocado tantas veces por García Lorca. A pesar de todo, la posmodernidad light ha venido a llenar la atmósfera enrarecida de la religiosidad guatemalteca con su más depurada vacuidad, tal como

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia agencias
Cristiano tiene un agrio retorno de sus vacaciones
noticia EFE
El exembajador nicaragüense en la OEA dice que no puede “ni comer ni dormir”
noticia Editorial
Se saltaron las trancas


Más en esta sección

De “ladrón” a “incompetente”, Lula y Bolsonaro se atacan a una semana de elecciones en Brasil

otras-noticias

Corea del Norte dispara misil balístico no identificado a mar de Japón

otras-noticias

Italia, ante sus elecciones más decisivas

otras-noticias

Publicidad