[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Cosa juzgada


EL BOBO DE LA CAJA

foto-articulo-Opinión

Los pechos no dejan de sangrar en esta nación de proféticos quetzales. El dolor es tanto. Y no cesa. Yo el corazón lo siento triste, maltrecho, cansado, sin temple para el amor, sin alas para volar, sin lazos para la empatía. Asqueado. Harto de todo y de todos. ¿No le pasa a usted lo mismo? Efraín Ríos Montt, Erwin Sperisen, Javier Figueroa. Y ahora también Carlos Vielmann. De entre el montón de Guatemalas distintas que asoman la cabeza coexistiendo entre machucones y codazos en un mismo espacio-país, dos bandos en encendidísima pugna ideológica se disputan aquí la hegemonía; es decir, la versión oficial, reconocida y avalada sobre la realidad y los hechos que la componen. Dos bandos, sí; cada uno con su respectiva verdad apriorística, cincelada en piedra; cada uno con su respectivo poder de arrastre, su estela de adeptos y seguidores; cada uno predicando desde los podios al uso:

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Raúl Barreno Castillo / Colaborador de elPeriódico
Paseo por Reserva del Chikabal en San Martín Sacatepéquez
noticia afp
París Saint Germain hará gira por Japón
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Se reporta otra renuncia de un fiscal de la FECI


Más en esta sección

Octubre se inicia con una taza de café 

otras-noticias

Djokovic jugará la final en Tel Aviv

otras-noticias

Los santos también a la cárcel

otras-noticias

Publicidad