[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Una guerra política abierta


El polo reformista, poco organizado.

 

foto-articulo-Opinión

Del 28 de septiembre al 5 de diciembre de este año, registro al menos cinco eventos que me dicen que, en términos del análisis político de Gramsci, el statu quo en Guatemala ha pasado de la “guerra de posición” (o de trinchera, se diría en términos militares) a “guerra de movimiento”. El statu quo aguantó casi 15 meses (entre abril 2015 y junio 2016) de batida anticorrupción, con fuerte legitimidad social, y ha comenzado a salir de su trinchera para atacar directamente a los reformistas. El primer movimiento del statu quo ocurrió en la Corte Suprema de Justicia, donde bajo el liderazgo de la magistrada Blanca Stalling, organizaron su mayoría y eligieron, el 28 de septiembre, a Silvia Valdés como presidenta. Así, recuperaron un poder del Estado para erosionar las reformas constitucionales y los vitales fallos judiciales. El segundo movimiento se consumó el 8 de noviembre, con la elección de

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Transas y cuatreros
noticia Redacción elPeriódico
Asesinan a hombre en Río Dulce
noticia Agencias
Hasta una cadena de cafeterías te espía


Más en esta sección

Tribunal define fecha para dictar sentencia en caso La Línea

otras-noticias

Goleada y juego bonito, el mejor homenaje a Pelé

otras-noticias

Neymar: “Estamos enfocados en conseguir el título”

otras-noticias

Publicidad