[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Sopa de letras envenenada


“El mundo sufre mucho, no por la violencia de las malas personas sino por el silencio de las buenas”, Napoleón Bonaparte.

 

foto-articulo-Opinión

Cada día aparecen en el diccionario político de Guatemala, nuevos nombres, palabras, iniciales, y acrónimos, más de las que tiene la ONU. Es un galimatías difícil de entender pero que resultan todos ser el nombre de instituciones reales o fantasmas, compuestas por una docena de nombres que se repiten constantemente y que tienen el común denominador de ser vividores de la “cooperacion” internacional y en algunos casos como el Codeca del descarado robo de energía eléctrica. Vea usted si no y decifre a qué se dedica cada una. Aepdi, CUC, Codeca, Conic, Frena, Uvoc, FNL, Adivima, Odha, Oxfam, Fundación Mirna Mack, Fundación Guillermo Toriello, Fundación Turcios Lima, Comisión Internacional de Juristas, etcétera. Algunas de estas oenegés provienen del PGT, las FAR, el EGP, la ORPA, y la URNG. Son los marxistas derrotados en el campo de batalla pero que han ido minando la “paz justa y duradera”. Con la excusa

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Diputados presentan propuestas para contrarrestar el alza del costo del combustible
noticia Cristian Velix
Jorge Luis Donado planea la creación de “fiscalías modelo” en el Ministerio Público
noticia Europa Press
A estos perros les encanta nadar entre delfines


Más en esta sección

El final de Stranger Things 4 explicado

otras-noticias

Opinión Juan Orero: ¡Remontada!

otras-noticias

Menstruación: tabú, lucha y dignidad

otras-noticias

Publicidad