[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Desgracia, indiferencia y condena


Sobre la condición del poeta, el filósofo y el lúcido.

foto-articulo-Opinión

“Ni suficientemente desgraciado para ser poeta… ni suficientemente indiferente para ser filósofo, sólo soy lúcido, pero lo bastante para estar condenado”. Este aforismo de Cioran no sólo nos sitúa ante la desdicha de los poetas, la indiferencia de los filósofos y la maldición de la lucidez, sino nos urge a establecer en qué consisten esa desdicha, esa indiferencia y esa maldición. Procedamos, pues, por partes. Al parecer, Cioran percibe a los poetas como seres que recurren a su expresión estética favorita, la poesía, debido a que su desgracia es tan intensa que no admite la explicación sino sólo la queja dolorida (como en Alejandra Pizarnik), la defensiva exclamación grandilocuente (como en Pablo Neruda), el alarido desesperado (como en César Vallejo) y el aullido sordo (como en Allen Ginsberg). No hay lugar ni tiempo para que un herido de muerte reflexione sobre su condición. Sólo lo hay para el grito. En

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
42 aniversario de la quema de la Embajada de España
noticia Editorial central
No habrá paisaje después de la batalla
noticia Redacción/elPeriódico
Romero defiende su gestión al frente del Mides


Más en esta sección

«The Princess»: La nueva princesa de Disney que se pone violenta

otras-noticias

Migración espera 14 vuelos de migrantes retornados de EE.UU.

otras-noticias

El Museo Británico dedicará una muestra al descifrado de los jeroglíficos

otras-noticias

Publicidad