[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

El armario de Julia


SOBREMESA

foto-articulo-Opinión

Es interesante observar a los ancianos arrancados de raíz de sus antiguas viviendas, de su casa en el Centro, por ejemplo, llevados un poco a la fuerza, un poco a regañadientes a formar parte de otra familia, en una nueva vivienda y diferente entorno. Personas que han tenido que deshacerse de la mayoría de sus haberes, por obligación, necesidad de espacio o porque así tiene que ser; sobreviviendo la nueva vida, apretados en una pieza o cuarto, sin lo que significó toda una vida: cama, mesa de noche, televisor y, con muchísima suerte, metido a rempujones y a la fuerza, el ropero salvado. Situación en muchos de los casos muy triste porque la necesidad obliga a dejarlo todo: el barrio, la iglesia y la casa. Regalar al perro y el gato, las jaulas con los canarios y las colas de quetzal verdísimas plantadas en latas vacías de leche Klim o

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia IN ON CAPITAL
Biden libera una cantidad récord de petróleo para frenar la subida de precios
noticia Salvador Paiz
El menor de los dos males
noticia Europa Press
Respaldo a que el axión está detrás de la materia oscura


Más en esta sección

Personal médico no tendrá esta semana insumos de protección

otras-noticias

Salud confirma dos niñas fallecidas por desnutrición en el país

otras-noticias

JP Morgan: Guatemala se puede contraer 2.9 por ciento este año

otras-noticias

Publicidad