[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Ante la elección de nuevos Magistrados


No llegamos a comprender la excelencia del pacto de paz social que suscribimos.              

foto-articulo-Opinión

La Corte de Constitucionalidad no existía en Guatemala antes de que nos diéramos el orden constitucional de 1985, orden que nos rige desde entonces y que fue reconocido como legítimo por la insurgencia armada, el principio del fin del conflicto que vivimos. El sistema de control de constitucionalidad que establecimos es un buen sistema y bien vale la pena que sepamos comprenderlo y respetarlo, reconociendo que también tiene errores que debemos corregir, tal, por ejemplo, el de que los Magistrados Suplentes puedan litigar: Jueces y parte… ¡Absolutamente inaceptable! Entre sus aciertos, la forma de elegir a sus integrantes, propia de la naturaleza distinta de las instituciones que lo hacen. Ninguno de los Magistrados “representa” a la institución que les elija, instituciones con las que no conservan cordón umbilical alguno. Sin embargo, tal la intención del legislador constitucional, surgen como una expresión de las mismas y, así, lógico es que los abogados

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Preocupa a AI el Estado de derecho en El Salvador
noticia AFP
Salah y Egipto decepcionan en la copa africana
noticia Redacción Cultura
“Catarsis”, un concierto de jazz en La Antigua


Más en esta sección

OSAR registra más de 46 mil nacimientos en madres entre 10 y 19 años

otras-noticias

Cuba ratifica en referendo Código de Familias que legaliza matrimonio gay

otras-noticias

“Janja”, la esposa de Lula que quiere mudar el papel de primera dama

otras-noticias

Publicidad