[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Aylin


EL BOBO DE LA CAJA

Era gerente de una empresa que vendía cursos de éxito, comunicación eficaz y esas cosas. No se le notaba muy realizado que digamos (tampoco la empresa). Así lo conocí, y nos caímos bien. De eso hace veinte años. Me llegó su calidad humana, el alcance de sus reflexiones, aquel modo taciturno; la congoja palpable tras su esquivo mirar. Al cabo del tiempo renunció. Había sido un respetadísimo gnóstico, estudiado cine, también astrología; hizo taichí, indagó qué dicen los sueños… buscaba algo más. Hasta que dio con la música electrónica. Después de tanto vaivén, su afición por fin pegaba centro. Una amiga común me insinuó: “¿No lo ves medio raro? Para mí que es hueco”. Yo lo veía más bien como asexuado. Lejos estaba de imaginar el calvario que padecía desde que tuvo memoria. Hasta que, años después, se sinceró conmigo. No podía más. Nació –dijo– “con el cuerpo equivocado”. Era,

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Édgar Gutiérrez
Cinco lecciones que podría enseñar la USAC
noticia Agencias
Eden Hazard y su última oportunidad en un Mundial con Bélgica
noticia Redacción/elPeriódico
Estos son los puestos de vacunación habilitados para el fin de semana


Más en esta sección

Jueza decreta que Sandra Torres no enfrentará juicio

otras-noticias

Reportan colapso de drenaje en Villa Nueva

otras-noticias

Ministros de Exteriores y Comercio de Panamá viajan a EEUU en misión oficial

otras-noticias

Publicidad