[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

El circo del espanto


Y la vida alegre de los payasos y sus fans.

foto-articulo-Opinión

La democracia dejó de ser un valor para los políticos cuando los Estados del mundo cedieron su poder –como representantes de la voluntad de sus pueblos– a las corporaciones oligopólicas transnacionales (cuyos dueños constituyen el 0.7 por ciento de la humanidad y acaparan el 45 por ciento de la riqueza global). Esto ocurrió entre 1970 y 1990 (con la transnacionalización de la producción), pero se fraguó en 1945, cuando las corporaciones le ordenaron a Hayek fundar la Sociedad Mont Pelerin (como una de tantas medidas para la “contención del comunismo”), y él empezó a invitar a funcionarios de Estado de todo el globo para lograr que se privatizara lo público y se asumiera el criterio de que “el Estado no es la solución, sino el problema” (un mantra adoptado por Reagan en 1980, cuando llegó a la presidencia de EEUU con un gabinete cuyo 80 por ciento de miembros había

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes/elPeriódico
Parlamento Europeo condena ataques contra jueces, fiscales, defensores y periodistas guatemaltecos
noticia afp
Alcaraz vuelve a derrotar a Tsitsipas
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Anulan fallo de CSJ que impedía investigar por corrupción a Carlos Mencos


Más en esta sección

Brasil se ilusiona con el retorno de Neymar

otras-noticias

Mbappé: “El Mundial es una obsesión y el torneo de mis sueños”

otras-noticias

Francia-Inglaterra, dos potencias europeas se enfrentan en cuartos de final

otras-noticias

Publicidad