[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

La SAT y sus dos cabezas


foto-articulo-Opinión

Una de las principales causas del continuo deterioro de la Superintendencia de Administración Tributaria –SAT– radica en que su estructura organizacional es disfuncional y con una autoridad bicéfala. Por un lado está el Directorio, integrado supuestamente por expertos dedicados a tiempo completo y presidido por el Ministro de Finanzas Públicas y, por el otro, el Superintendente como autoridad administrativa cuyo nombramiento y remoción está en manos del Presidente de la República. En este arreglo el Superintendente no responde al Directorio y este, a su vez, se acomoda a una parálisis de decisiones ante el poder político de su supuesto subalterno. Casos de corrupción flagrante, como el de La Línea, evidencian lo perverso que puede resultar la coexistencia de un Directorio inoperante –y que no rinde cuentas a nadie– y un Superintendente capturado por intereses políticos o mafiosos. Para superar este problema se han propuesto diversas soluciones. La más radical es

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Comandante en jefe del Ejército de Chile renuncia por presunta corrupción
noticia Manfredo Marroquín
Honores y deshonores
noticia Europa Press
Los agujeros de gusano ayudan a resolver la paradoja de la información


Más en esta sección

Migración niega ingreso a extranjero por antecedentes de abuso sexual

otras-noticias

Will Smith culpa a la “ira contenida” por la bofetada a Chris Rock. El actor vuelve a disculparse

otras-noticias

Metallica anuncia nuevo disco y una gira mundial. Escucha aquí el primer sencillo

otras-noticias

Publicidad