[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

¡Esto apenas acaba!


Ante el alegre triunfalismo y la indiferente inmovilidad de los “indignados”.

foto-articulo-Opinión

El objetivo de La Línea-2 de eliminar a Pérez por impresentable y a Baldizón porque no negoció con ella ningún ministerio, fue bien ejecutado por los periodistas progres de izquierda y derecha y por el TSE, y el resultado de ese triunfal operativo es que, ahora, el Plan para la Prosperidad estará en manos de un presidente fascista pero “de a sombrero”. O sea: en vez del ala militar corrupta y criminal pero “progre” que teníamos, ahora nos gobernarán los cavernarios. ¿Valió la pena obedecer a La Línea-2 y manipular a la masa ignara sabiendo que ninguno de los candidatos es peor o mejor que los demás? El objetivo de La Línea-2 de ocultar la corrupción estatal como expresión de un sistema económico monopolista (haciéndola recaer en unas pocas personas “malas” y sólo como un “defecto ético” aislado), cuajó del todo en la doble moral cristiana de la progresía “sublevada”

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
El Papa inicia visita “penitencial” a comunidades indígenas de Canadá
noticia Europa Press
GitHub Copilot: el asistente virtual que sugiere líneas de código
noticia AFP
Comité de ONU concluye que la operación Lava Jato violó derechos de Lula


Más en esta sección

Barcelona no pudo contra el Rayo Vallecano

otras-noticias

Cremas empatan contra Santa Lucía

otras-noticias

Halep se clasifica a la final en Toronto

otras-noticias

Publicidad