[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opinión

Votar por diputados, depurar el Congreso


Nadie puede refutar que estamos viviendo un patético y abrumador circo electoral.

foto-articulo-Opinión

En una democracia en la que se respeta y cumple el derecho a un proceso electoral puro en el que el voto sea libre y efectivo, se hubieran cancelado o postergado las elecciones del domingo próximo, en las que además de las muchas ilegalidades, el candidato puntero compró votos, diputados e inyectó cerca de mil millones de quetzales del narcotráfico en su campaña. Nadie puede refutar que estamos viviendo un patético y abrumador circo electoral. En el pueblo, no hay ánimo de celebrarlo. En medio de semejante proceso tan cundido de irregularidades, los ciudadanos estamos llamados a seguir luchando por la justicia. Celebrar elecciones en estas circunstancias en nada sostiene un “orden constitucional” cuyo significado es nulo para las mayorías burladas y saqueadas por el poder. Por ello, no invito a votar por presidente, porque el destape de tanta putrefacción en los tres candidatos punteros en las encuestas, terminaron convirtiendo

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Menores no acompañados son interceptados en EE. UU.
noticia Mario A. García Lara
El proceso presupuestario
noticia AFP
México ante la amenaza de Costa Rica


Más en esta sección

El final de Stranger Things 4 explicado

otras-noticias

Opinión Juan Orero: ¡Remontada!

otras-noticias

Menstruación: tabú, lucha y dignidad

otras-noticias

Publicidad