[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Auge de Jorge Ubico 1931-1944 (II)

opinion

No al Palacio Nacional de la Corrupción.

Ubico continuó el régimen oligárquico en beneficio de los terratenientes alemanes y de la UFCO, a la que le concedió Tiquisate. En 1934 promulgó nuevas leyes que dejaron sin cambio el trabajo servil del campesinado maya: trabajar 150 días al año para garantizar la mano de obra en las fincas en época de cosecha. La libreta de trabajo era obligatoria. El Ejército servía de controlador del campesinado desde que Justo Rufino Barrios estableció la academia militar (Escuela Politécnica, 1877), cuyos oficiales quedaron como árbitros políticos del sistema, con los abusos ya conocidos. El general Ubico distribuyó tierras de colonización en propiedad que ampliaron la frontera agrícola para nuevas fincas grandes. Cuando descubrió una conjura para asesinarlo, ordenó la captura de los implicados quienes buscaron asilo en la legación mexicana. La fuerza pública entró y los sacó de allí y llevó a juicio sumario ante un tribunal militar que mandó fusilarlos. Eliminó toda posibilidad de protesta social al cerrar los partidos políticos, las asociaciones, los sindicatos, la Universidad Popular.

Muchos opositores buscaron asilo en México y EE. UU. El departamento de Estado conocía sus crímenes en el pasado, sobre todo en Retalhuleu, culpable de más de treinta asesinatos cuando fue Jefe Político nombrado por Estrada Cabrera, al que consideraba su mentor. En materia exterior, Ubico mantuvo relaciones excelentes con su colega salvadoreño, el general Maximiliano Hernández Martínez, su amigo de juventud. También con Anastasio Somoza y el hondureño Tiburcio Carías, dictadores avalados por la Casa Blanca como él. Ubico permitió a todo finquero portar armas y matar en su propiedad (sin importar el motivo). En un momento la oligarquía se opuso a que Ubico diera en concesión tierras de la boca costa a la UFCO en Tiquisate y tensó su relación con la Asociación General de Agricultores (AGA), ya agobiada por la pérdida de numerosas fincas que pasaron a manos de firmas alemanas por no pagar las hipotecas. Así, Ubico mantuvo cerrada la AGA y su popularidad se vino abajo incluso entre la elite. Pero usará el tema de Belice para levantarla como se verá.

Cuando Adolfo Hitler asumió el poder en 1933 en Alemania los ocho mil alemanes residentes en Guatemala lo siguieron como siervos orgullosos al creerse el cuento de la raza superior. Ubico les ofreció la nacionalidad guatemalteca, pero la despreciaron la mayoría, salvo pocos. Ese año, Franklin Delano Roosevelt asumió la presidencia y expresó que no iba a seguir el “corolario Roosevelt” de su tío Theodore Roosevelt, de intromisión en asuntos internos latinoamericanos. Ofreció un ‘Nuevo Trato’ (‘New Deal’) de cooperación y su política del “Buen Vecino” endulzó a la región, pues dio asistencia en salud, educación y vivienda. Debido a que los militares latinoamericanos admiraban al fascismo italiano y a su émulo el partido nazi. Roosevelt dispuso usar para sus fines las conferencias interamericanas de cancilleres para influir más en ellos. Ubico, que estaba en problemas de falta de credibilidad, usó el tema de Belice para ganar popularidad local aprovechando el yerro de su canciller Skinner-Klee de enviar un ingeniero chapín con un equipo inglés a delimitar la frontera con Belice. E hicieron el trazo. Si bien Skinner no lo avaló, lo suscribió el ingeniero guatemalteco. Luego de jugar al dinero por Belice entre una y otra parte, Ubico despidió al canciller y deginó a José González Campo primero y luego a Carlos Salazar: Ubico usó la prensa nacionalista en su favor para reivindicar los derechos de Guatemala ante el mundo y lo logró con el aplauso local pues todo el continente avaló tales derechos dado que el Libro Blanco sobre el caso fue distribuido en la región y no dejaba dudas (ver Kenneth J. Grieb ‘Jorge Ubico and the Belice Boundary Dispute’, en la revista ‘The Americas’.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Braulio Palacios* elPeriódico
Discutirán plataforma técnica

Los equipos técnicos de Guatemala y Honduras se reunirán del 16 al 20 de noviembre en Tegucigalpa, Honduras, para realizar la séptima y última ronda de negociaciones con el fin de concretar el proceso de la Unión Aduanera entre ambas naciones.

noticia AFP
Guaidó denuncia «desmontaje» del Parlamento venezolano tras rebelión militar

El jefe del Legislativo de mayoría opositora, reconocido por medio centenar de países como presidente interino de Venezuela, convocó igualmente a una protesta nacional el próximo sábado para rechazar las medidas judiciales contra los congresistas, dos de los cuales se refugiaron en las residencias de los embajadores de Italia y Argentina.

noticia Ferdy Montepeque
Construcción de hospital de San Pedro Necta suma nueve años de atraso


Más en esta sección

Caos e incidentes en multitudinaria despedida a Maradona en Argentina

otras-noticias

Compras navideñas desde casa con aeropost.com

otras-noticias

Construyen vivienda para anciano que perdió su casa por las inundaciones en San Pedro Carchá

otras-noticias

Publicidad